El apagón de Messi frena las ansias ganadoras

  • El futuro del Barcelona se tuerce en el momento más inoportuno

El argentino Lionel Messi se apagó y de paso comprometió las ansias ganadoras de su equipo, el Barcelona, que encara el tramo final de la temporada con tantas dudas como su mayor estrella.

Todo parecía ir sobre ruedas hace poco menos de un mes. El Barcelona acababa de certificar su comodísimo pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones tras resolver su eliminatoria ante el Arsenal por un global de 5-1 y Messi brillaba sin aparente esfuerzo gracias a sus goles y asistencias.

Para el recuerdo dejó aquella "asistencia-penalti" ante el Celta, en la que cedió el balón para que Luis Suárez marcara en una acción que dio la vuelta al mundo. Todo le salía bien al crack.

El 16 de marzo marcó precisamente al Arsenal y tomó el avión para incorporarse a su selección y erigirse en estrella de los duelos ante Chile y Bolivia por las eliminatorias mundialistas. Cuando el argentino voló de regreso a Barcelona, acumulaba la magnífica cifra de 24 goles en 19 partidos jugados en 2016. Pero llegó el apagón.

Son cuatro partidos seguidos sin marcar, una sequía que no padecía desde 2009. Y lo que es todavía más extraño: su papel en el campo es cercano a la intrascendencia y en los últimos tres encuentros apenas acumuló cuatro remates entre los tres palos.

Messi se situó fuera de foco cuando precisamente más luces lo apuntaban. No destacó ni ante el Real Madrid ni ante el Atlético de Madrid. Exceptuando a Ter Stegen, Messi fue el jugador del once inicial del Barcelona que menos corrió en el partido ante el Atlético. Apenas hizo 7.720 metros. Acumuló menos incluso que Rakitic, que hizo 7.794 antes de ser sustituido a los 63 minutos.

El argentino ofreció una imagen parecida el sábado ante la Real Sociedad, que sembró de dudas el futuro azulgrana en una Liga que tenía prácticamente en el bolsillo antes de sumar un solo punto en los últimos tres encuentros. El partido de Anoeta fue el primero después de aparecer el nombre de Messi en los llamados "Panama Papers". Otra vez Messi se ve obligado a compatibilizar los partidos con el escándalo fiscal.

En tiempos inciertos para el Barcelona, los hinchas se vuelven a sus ídolos para encontrar respuestas. Y eso es lo que esperan los aficionados azulgrana de Messi ante el Atlético de Madrid, sin margen del error para el conjunto catalán en la vuelta de los cuartos de la Champions.

"Si el argentino está bien, las opciones del Barça suben automáticamente. Algo apático en los últimos dos partidos, la calidad del crack debe ser decisiva para desmontar el entramado defensivo del Atlético", explicó ayer Sport.

Ahora sólo falta esperar para ver si Messi es simplemente un león dormido, como tantas veces demostró, o si existen verdaderos motivos para la preocupación. En el Vicente Calderón, el Barcelona jugará el partido más importante de la temporada. Y los focos apuntan de nuevo a Messi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios