Liga Europa - shakhtar-sevilla · el apunte

El arte del recorte

  • Vitolo 'recorta' lo que iban a ser tres semanas de baja para reaparecer en poco más de una y protagonizar con su mejor arma los dos goles del Sevilla en Ucrania.

Rotura muscular de Vitolo una semana y poco antes del hasta ahora partido más importante de la temporada, la ida de las semifinales de la Liga Europa ante el Shakhtar. Es duda en principio incluso para la vuelta de la eliminatoria. Similar a lo que pasó hace dos años atrás antes de la final de Turín frente al Benfica. El canario recortó plazos y acabó jugando ese encuentro, incluida la prórroga, con un papel fundamental en las salidas del equipo y ofreciendo un derroche físico. Este jueves ha emulado lo que hizo en aquel partido pero asumiendo un rol más importante con su recorte de derecha, uno de los mejores, sino el mejor, de la Liga, y que ha sido determinante en los dos goles que acercan al Sevilla a Basilea.

Aparte de sus cualidades futbolísticas, Vitolo tiene unas físicas de las que han hablado en más de una ocasión los médicos del club, que consideran al canario un prodigio a la hora de recuperar lesiones musculares. Los que otros tardan tres semanas en dejar atrás, él lo hace en una y poco. La final del Benfica es el mejor ejemplo y hoy ha dado otro. Encima sin precauciones. 90 minutos de despligue sin resentirse. Sin su mejor forma, claro, pero la justa para desequilibrar el partido.

El contratiempo físico le llegó en su mejor momento de la temporada. En la derrota ante la Real Sociedad fue el mejor del Sevilla y en Bilbao también fue de lo más destacado. Tras quedarse fuera ante el Deportivo de la Coruña por una sobrecarga, las exploraciones confirmaron el día 19 que tenía "rotura de grado 1 en el músculo semimembranoso" de la pierna derecha. Tres semanas. Otro golpe físico a un equipo muy castigado por la temporada iniciada en agosto.

Sin embargo, nueve días ha tardado en reaparecer para hacer el primer tanto del Sevilla y forzar el penalti del empate posteriormente convertido por Gameiro, ambas con su arma estrella, el amago del tiro con la derecha para clavar al contrario con un recorte en seco. Un clásico del recientemente fallecido Johan Cruyff.

Primero lo utilizó en una internada por la derecha, Rakitsky cayó en la trampa y el extremo diestro introdujo con la zurda la pelota por debajo de las piernas de Pyatov en el minuto seis de partido.

Pero al igual que el equipo, Vitolo también se vio sobrepasado por la respuesta del Shakhtar que supuso la remontada.Las pérdidas de Banega y las suyas, nada habituales en el juego del Sevilla (son los dos jugadores de la plantilla que mejor aguantan el balón), dejaron sin salida a los de Emery. De hecho, un córner originado en un error suyo supuso el 2-1.

El canario mejoró tanto o más como el Sevilla en el segundo acto. Era el principal argumento sevillista en ataque y lo demostró en una pelota que sacó bajo palos casi milagrosamente Kucher cuando Gameiro se disponía a empujarla. Casi acto seguido, el recorte de Vitolo volvió aparecer. Esta vez la víctima no era un defensa sino un atacante, Ferreyra, que se lo tragó para arrastralo y derribarlo en el área. Penalti. Gol de Gameiro y oro para el Sevilla de cara a la vuelta en dos acciones del reaparecido antes de tiempo. Del recuperado justo para el momento más importante de la temporada con tres finales (una de ellas semifinal) y un mes por delante. Un verdadero recorte al pequeño bajón sufrido por equipo hace dos semanas que pone de nuevo al Sevilla en liza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios