Una asistencia a la empresa

  • El ex base Juan Antonio Corbalán diserta en la OEI sobre la relación entre el deporte y las organizaciones

Después de casi dos décadas en la élite del baloncesto, Juan Antonio Corbalán ejerce de médico, empresario y conferenciante. Ayer volvió a Sevilla a demostrar sus dotes de elocuencia en la Escuela de Organizaciones Industriales (EOI), donde disertó sobre los valores del deporte aplicables a la empresa y a los futuros empresarios, con una muestra representativa presente en el salón de actos de la entidad radicada en la Cartuja.

También tuvo tiempo el base español por excelencia en las décadas de los setenta y ochenta para hablar de la actualidad de su equipo, el Real Madrid, apeado de la Euroliga en cuartos de final. "Lo veo normal. El Madrid no se ha merecido más", comenta Corbalán a este periódico antes de entrar en el salón de actos como invitado estelar. "Y mire que a mí me gusta mucho la propuesta de Pablito Laso, pero el equipo no se ha mostrado lo sólido que exige la competición europea", remata.

Con enfrentamientos históricos ante mitos del baloncesto nacional como Nacho Solozábal o Joaquim Costa, por mencionar a dos rivales de renombre en aquellos años, Corbalán es buen conocedor de lo que implica la combinación entre el individuo dentro de un equipo, de una organización.

De ahí que el doctor madrileño figure entre los 18 deportistas de élite que han participado en el libro Decide y emprendeaplicando los valores del deporte, escrito por la joven periodista Rhodelinda Julián. Entre los testimonios, destacan los de Fernando Hierro, Marc Gené, Martín Fiz, Laia Sanz, Javier Illana, María José Rienda o Felipe Reyes, quienes han compartido sus experiencias personales y profesionales en las que destacan cuáles son los valores básicos para la consecución del éxito en cualquier disciplina.

Por eso, más que pormenorizar aspectos de su carrera como baloncestista, con sendas medallas de plata en el Europeo de 1983 y en los Juegos Olímpicos de 1984, el discurso de Corbalán giró en torno a los retos que conlleva el mundo empresarial. "Al fin y al cabo, detrás de las canastas o del éxito deportivo están las personas. Ellos son quienes han de mover y sostener las organizaciones", apuntó.

Aunque con una charla preparada, Corbalán improvisó tras atender las palabras de la autora del texto, quien subrayó conceptos como "pasión", "disciplina", "entrega" o "resolución de conflictos" a la hora de enfrentarse a la gestión de la empresa. El antiguo base madridista rectificó en carrera, como cuando adivinaba en un contraataque la soledad en el poste bajo de Fernando Martín.

Sin dejar de estar de acuerdo, Corbalán, que había estado tomando notas, matizó cada uno de los valores mencionados, dejando la impronta del director que lleva dentro. "Pasión sí, pero sin olvidar el adagio asiático: tiene más quien necesita poco y lo necesita pocas veces". Sobre la disciplina, el internacional la considera "fundamental", pero teniendo en cuenta que "tampoco está mal sacar de vez en cuando los pies del tiesto". Tampoco puso peros a la "entrega", con el matiz de que "nadie ha de renunciar a quien verdaderamente es", para terminar con los "conflictos", hábitat natural en las "organizaciones y de la vida en comunidad". Para concluir, una sentencia: "En el deporte puede haber una segunda oportunidad. En la empresa y en la vida no siempre es así".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios