Una austeridad controlada

  • Del Nido presenta un ejercicio con superávit, de 424.605 euros, por noveno curso consecutivo pese a la realidad actual del fútbol y el contrato televisivo · El presupuesto se reduce, pero la deuda neta también

Tal y como corren los tiempos en el mundo del fútbol, un campo minado por la crisis económica, procesos concursales y desfases financieros de sus rectores, que el Sevilla Fútbol Club SAD cierre un ejercicio, el correspondiente al 2010-11, con saldo positivo por noveno año consecutivo, tiene el valor para José María del Nido y su consejo de un título más. El espirítu de la Junta General Ordinaria de Accionistas fue la concienciación de la realidad económica, con la espada de Damocles del injusto reparto de los derechos de televisión vigente en el fútbol español. Quizá por ello, por huir de los números, fue una de las más rápidas de la historia. Antes de las 20:00 ya se hallaba en el último punto del orden del día, el esperado de ruegos y preguntas, y a las 21:30 se ponía el punto final.

El Sevilla aumentó incluso el superávit del ejercicio anterior (239.000 euros), situándolo en 424.605 euros "con 45 céntimos" pese a que las pérdidas ocasionadas por la eliminación del primer equipo en el play off de la Champions ante el Braga se estimaron en 30 millones. Ello, como expuso el presidente en un discurso inaugural marcado por la crudeza de sus afirmaciones, motiva que el futuro deportivo, aun siendo ambicioso, no lleve a engaño al sevillismo. El club presentó un presupuesto de 92 millones elaborado (ya no es obligatorio someterlo a aprobación sino que ha de ser enviado a la LFP) en junio antes de la eliminación de Europa por el Hannover. Según explicó el director general, José María Cruz, ello supone una reducción de unos 10 millones de lo presupuestado en ingresos, lo que deberá ser equilibrado mediante la obtención de ingresos propios, incluida, por supuesto, la venta de jugadores.

Pero el Sevilla, según la interpretación de las cuentas realizadas por el consejo, no sólo logra en este ejercicio pese a todo presentar más ingresos que gastos, sino que la deuda neta de la sociedad ha sido reducida en 7 millones. Si la deuda neta (lo que se debe menos lo que hay que percibir) a 30 de junio de 2010 era de 43 millones, el consejo logra cerrarla a 2011 en 36. Esto supone mucho terreno ganado en la reducción de riesgo ante la próxima entrada en vigor de las normas aprobadas por UEFA y LFP para el juego limpio financiero. No obstante, hubo votos en contra en la aprobación final de las cuentas anuales expuestas en el balance de situación y las cuentas de pérdidas y ganancias. Y hubo quien, alarmado por un informe externo, expuso que había oído que la deuda era de 112 millones, lo que quedó aclarado en que la deuda bruta es incompleta porque "incluye lo que debes, pero no lo que te deben".

La Junta se desarrolló con absoluta tranquilidad y según la hoja de ruta marcada por la mesa. Como novedad, sólo administrativa, se aprobó la creación de un soporte web para la notificación de las próximas juntas, así como la reforma de artículos de los estatutos en materia de transmisión de acciones y composición del consejo para adecuarlo a la ley de sociedades de capital que sustituye a la de sociedades anónimas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios