Un autopase en equipo

  • La Fundación Tres Culturas acogió la presentación de la biografía de Kanoute, firmada por Juan Antonio Solís · Los beneficios de la venta del libro se destinarán a la Fundación que patrocina el jugador de Malí

Parecía que acababan de abrir las taquillas para las entradas del Sevilla-Madrid de mañana noche. El presidente del equipo, José María del Nido; su entrenador, Marcelino García Toral; el director deportivo, Monchi; algunos futbolistas: Fernando Navarro, Escudé; ex futbolistas como Marcelo Campanal y Javi Navarro. La cola no era para adquirir una entrada, sino para la firma de un libro. La biografía de un futbolista, en este caso la de Frederic Oumar Kanoute, es un autopase en equipo. Recibiendo el balón de palabras, el mejor de los cómplices, el periodista Juan Antonio Solís, jefe de área de la sección de Deportes de Diario de Sevilla.

"Con todos mis respetos para el fútbol, que me ha dado muchísimo, no quería escribir un libro sobre fútbol". Lo dijo Kanoute en la presentación de Miradas del cielo (Gramática Parda) en la Fundación Tres Culturas, que fuera pabellón de Marruecos en la Expo 92. Romualdo Carnero, el editor (Sevilla, 1971), dijo que no fue una empresa fácil. La modestia y el pudor del personaje no favorecían las cosas. Monchi sabe que llevó mucho más tiempo convencerlo para hacer este libro que ficharlo del Tottenham. "Su actitud rebelde lo trajo al Sevilla", en palabras de Solís para reflejar este trasvase del Támesis al Guadalquivir.

Los beneficios de la venta del libro irán a parar a la Fundación Kanoute que trabaja por mejorar las situaciones vitales de muchos niños de Malí, su país de ascendencia. El mismo propósito del partido que los Amigos de Kanoute jugarán en Navidad en Valencia. Mañana hay un partido menos amistoso en Nervión. El Madrid de Mourinho tiene un gancho literario. Fue el rival del Betis después de que Pepe Mel presentara su novela El Mentiroso. Y es el rival del Sevilla justo dos días más tarde de la presentación de la biografía de Kanoute.

La escribe un hombre de fútbol. Juan Antonio Solís nació en Sevilla el 2 de junio de 1970. Ese día Uruguay venció 2-0 a Israel en el partido inaugural del Mundial de México 70, el último de Pelé. Moderó el acto Elvira Saint-Gerons Herrera, secretaria general de Acción Exterior de la Fundación Tres Culturas. Alguno pensaría en aquella final de Eindhoven, las tres culturas y tres continentes que firmaron la goleada al Middlesbrough: el americano Luis Fabiano, el europeo Enzo Maresca y el africano Frederic Kanoute.

En primera fila, el presidente de la Fundación Real Betis Balompié. Rafael Gordillo, por exigencias del guión de la Cabalgata, tendrá la tez de Baltasar tan negra como la de Kanoute, que es rey mago todos los días del año. Al acto acudió el presidente de Unicef en Sevilla. Kanoute y Gordillo. Los dos ídolos de la ciudad que no hace mucho compartieron con la duquesa de Alba los galardones que les concedió el Festival de las Naciones en el Alcázar. "Si se unen las palabras Sevilla, fútbol y vida, también hay que referirse al Betis, por eso agradezco la presencia de Gordillo en este acto".

El libro empezó con un marcaje al hombre, para responder a una pregunta que formuló el editor. "¿Quién es este hombre?". Para responderla, Romualdo Carnero usó una metáfora del Conrad de El corazón de las tinieblas: "Teníamos que remontar ese río para ver cómo había salido un hombre con el carácter de Kanoute". El autor y cómplice fue pasando al marcaje en zona. "El viaje a Bamako con Kanoute en marzo fue el que marcó el libro". La inicial resistencia del futbolista se fue convirtiendo en catarsis, en introspección. "Vi que podía ser interesante dar a conocer mis compromisos sociales, mis pensamientos diversos, mis alegrías y mis inquietudes". Se agradece que Kanoute no pronunciara la palabra tristeza, que suena mucho más bonita en francés.

En los primeros minutos del partido, el protagonista de Miradas al cielo temía caer "en las banalidades". "Frederic utiliza una palabra que no se usa mucho en España", diría Monchi. Aunque se practica en exceso. El editor destaca la colaboración del futbolista y el olfato del periodista. Kanoute empezó a la defensiva, pero conforme pasaban los minutos se fue al ataque a rematar los pases del interior amanuense.

Es el tercer título de la editorial Gramática Parda. El editor leyó la novela con ese título de Juan García Hortelano, uno de los primeros escritores futboleros sin complejos, forofo del Atlético de Madrid. El editor es profesor en un instituto de Coria. La Baracaldo del Sur. Dos imágenes de Kanoute: una de Manolo Ruesga (la portada), otra de Alejandro Ruesga, su hijo. "Los tres hijos de Kanoute se llevan la misma secuencia de años que sus tres hermanos", dice el biógrafo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios