sevilla f.c.

De la baja de Escudé a la esperanza de Drago

  • El serbio regresa hoy con la idea de competir en tres semanas · El francés no se entrenó y es improbable que esté

Comentarios 1

Sensaciones contrapuestas en la defensa sevillista. Manolo Jiménez no sabrá hasta última hora con quién podrá contar en un escenario como el Santiago Bernabéu. El entrenador sevillista se va haciendo a la idea de que no podrá contar con Julien Escudé, que arrastra unas fuertes molestias musculares en su gemelo derecho y ayer, tras regreso de Francia, ni siquiera se pudo entrenar con sus compañeros. Su concurso es más que dudoso y si jugara lo tendría que hacer forzando muchísimo. Además, ayer se sometió a la segunda intervención quirúrgica Dragutinovic en Alemania. El serbio regresará hoy en un avión privado, justo después de recibir el alta, y lo hará esperanzado en poder ayudar al equipo en tres semanas, según le ha prometido la doctora Muschaweck.

La buena nueva fue el regreso a tiempo y en condiciones de Mosquera, pero Jiménez no sabrá hasta la misma hora del partido de mañana, a las 21.00, quién será el acompañante del colombiano en el eje de la zaga. Fazio podría volver a ese puesto después de muchos partidos sin jugar ahí, tras las dudas que despertó. La última vez que se puso la camiseta del primer equipo, el argentino lo hizo como medio centro. A su favor está el buen papel que realizó en la vuelta de la Supercopa de España en este mismo escenario y su buen momento de forma. Para completar la convocatoria, Jiménez podría elegir en esta ocasión a David Prieto -con gran poderío aéreo- en lugar del habitual Lolo, que ayer fue citado por Fermín Galeote para jugar esta tarde con el Sevilla Atlético.

Así las cosas, ni siquiera se sabe si Escudé se montará esta tarde en el AVE que trasladará al Sevilla hasta la capital de España, a las seis de la tarde. El eje de la zaga vuelve a ser el quebradero de cabeza de Jiménez.

La esperanza llega desde Alemania. Aproximadamente a la hora que el Sevilla estará partiendo hacia Madrid llegará el avión de la compañía de seguros de Dragutinovic desde Múnich. El defensa serbio se operó ayer de la rama izquierda de su conducto inguinal y, pese a estar dolorido y convaleciente, expresó desde la clínica Hernienzentrum, en la localidad bávara de Starnberg, sus tremendas ganas por regresar a la competición cuanto antes para ayudar al Sevilla en el tramo final de la Liga.

"Llevaba mucho tiempo con molestias, medicándome antes de los partidos y con mucho dolor dos o tres días después de jugar. No podía más. Estaba sólo al sesenta por ciento de mi capacidad y así no podía seguir, por eso decidimos operarme. No podía ayudar al equipo así y decidí parar", comentaba Dragutinovic desde la clínica. Hoy recibirá el alta e inmediatamente volverá a Sevilla junto a Adolfo Muñoz, el médico del club que lo ha acompañado.

El serbio espera volver a jugar cuanto antes: "Los primeros tres o cuatro días, tendré que andar poco, a partir de siete o diez, empezaré a correr, y en dos o tres semanas estaré entrenando al ciento por ciento. Es lo que me ha dicho la doctora Muschaweck, que es una especialista en esta dolencia, y yo estoy con muchas ganas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios