Cajasol

Un base de la talla de Bennett

  • El club no encuentra por el momento a ningún jugador que dé el nivel para sustituir al veterano director estadounidense · El buen rendimiento de Pecile y la respuesta ante el Real Madrid otorgan confianza

Comentarios 2

No hay aficionado al Cajasol que no se pregunte por qué el equipo no ha reforzado la posición de base desde la marcha de Bennett hace dos semanas. No dan crédito a que un puesto de extraeuropeo esté sin ocupar aún, y más teniendo en cuenta el mal inicio liguero del conjunto de Manel Comas. Desde luego, hoy viaja a Riga la expedición hispalense para competir mañana en el primer envite de la Eurocup, la ida de la segunda previa de la competición. En esta serie, por supuesto, no habrá base estadounidense. Como tampoco lo habrá presumiblemente para el choque de la séptima jornada de la ACB en Bilbao ante el Iurbentia el próximo domingo a las 12:30 del mediodía.

Manel Comas ha desechado un puñado de alternativas para el puesto. Ha pedido a los responsables de hacerle llegar los nombres de jugadores que optan a la vacante que no le ofrezcan jugadores que él entiende que son de medio pelo. El entrenador catalán quiere un director de juego de la talla de Elmer Bennett. Y a estas alturas ese perfil no lo han encontrado, ya que la mayor parte no son lo que busca el barcelonés.

Es decir, que a estas alturas, después de 14 días desde que el jugador de Evanston anunciara al club su marcha, no hay sustituto a la vista. Sólo queda esperar a que alguno de los candidatos con buena pinta y que encandilen a Comas salga de un club con problemas de dinero o, también, que haya algún corte interesante de jugadores en la NBA.

Han llovido las propuestas de agentes, pero por una cosa o por otra no han salido adelante ninguna de las operaciones. Tyus Edney fue uno de los primeros en sonar y en el Cajasol estaban ilusionados con el ofrecimiento al entender que un base de su nivel podría venir de perlas al proyecto. Pero el ex jugador de la Benetton, entre otros, no está como antaño, según las informaciones que maneja la comisión deportiva hispalense, y de ahí que finalmente no hubiera una oferta en firme desde el club para hacerse con sus servicios. Otro que estaba tanteando el Caja era Melvin Booker, aunque el ilustre jugador no quiere moverse de Italia y prefiere demorar su decisión hasta que encuentre hueco en la Lega.

No obstante, tanto Comas como los consejeros estiman que el rendimiento de Pecile en la posición de base está siendo portentoso y que el equipo no se resiente con el italiano llevando la manija. Además, la respuesta colectiva en Madrid tras la marcha de Bennett da confianza para no apresurarse a la hora de fichar. Eso sí, el Cajasol cuenta con una sola victoria en la ACB y una derrota en Riga más un tropiezo en Bilbao podrían disparar las alarmas y firmar deprisa y corriendo a alguien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios