Betis Energía Plus-Barcelona

Decide el banco del Barça (82-89)

  • El Betis Energía Plus frena su racha de triunfos ante el Barcelona, que se destapó gracias al juego de su teórico segundo quinteto.

Nelson Luke (i), lucha por el balón con el ala-pívot español del Barcelona, Pierre Oriola. Nelson Luke (i), lucha por el balón con el ala-pívot español del Barcelona, Pierre Oriola.

Nelson Luke (i), lucha por el balón con el ala-pívot español del Barcelona, Pierre Oriola. / EFE

El banquillo del Barcelona impidió al Betis Energía Plus sumar la quinta victoria consecutiva de la temporada, quebrándose la extraordinaria racha que había emergido a la superficie de la competición a los verdiblancos tras navegar en el fango de la competición durante el primer tramo de la campaña.

No lo hizo mal ante el omnipotente Barcelona el equipo bético, que dio la cara mientras le aguantó la fuerza. Las rotaciones barcelonistas, que ya se han encargado de levantar a la escuadra azulgrana en sus últimos cuatro compromisos, sacaron petróleo de un encuentro en el que el Betis, ya fuera por pérdidas absurdas o ya fuese por aflojar los resortes defensivos, perdió el sino a partir del segundo cuarto.

Durante ese periodo, Heurtel, Vezenkov, Koponen, Oriola y Claver -ojo al quinteto del banquillo azulgrana-, un cinco que sería titular excelso en cualquier plantel, llevaron al Barcelona a la cima de su juego y comenzaron a abrir una brecha en el marcador que llegó a ser de 18 puntos de diferencia a falta de un minuto para la finalización del tercer cuarto (44-62).

Como respuesta, el equipo de Óscar Quintana renunció a enlentecer el juego durante esos minutos y, en su lugar, quiso jugarle de tú a tú en un osado intercambio de golpes a un Barcelona que encontraba posiciones liberadas de tiro demasiado a menudo. Sus triplistas -Ribas, Heurtel, Vezenkov y Koponen- volvieron a promediar un acierto por encima del 40% y así fue imposible.

Comenzó atinado el Betis. Cinco puntos de Anosike, el jugador bético más activo durante toda la contienda, y un triple de Draper ponían por delante a los verdiblancos en los primeros compases (10-2). El Barcelona, a lo suyo, no paraba de tirar a destajo y, en estos instantes iniciales, erraba más de lo habitual.

El equipo de Quintana se mantenía arriba a base de nervio y de trabajo a destajo, pero fue entrar Heurtel a la cancha y, en el minuto y poco final del cuarto, el Barcelona endosó un 0-6 que situó el 21-19 en el marcador con el que acabó el primer cuarto.

En el primer parcial pudieron comprobarse dos estilos diferentes de juego. Si el Betis realizaba posesiones largas, buscando la mejor fórmula para las jugadas, los barcelonistas, que comenzaban a afinar la puntería, ejecutaban posesiones rápidas que terminaban con sencillas opciones de tiro. Al primer hueco, lanzamiento. A ese ritmo, el minuto 14 registró la primera ventaja del Barcelona en el partido (24-25). Y ya nada fue igual.

Los béticos no lo veían tan claro para atacar y atrás comenzaban a acusar el castigo de los hombres del banquillo que tan bien dosificaba Sito Alonso. Heurtel y Vezenkov se fueron al descanso con nueve puntos por barba. La ventaja azulgrana se alargaba al término de la primera mitad a nueve, la máxima diferencia del partido hasta entonces.

El tercer cuarto acabó rompiéndose en favor del Barcelona. El Betis intentó sorprendentemente un intercambio de golpes que se decantó del lado visitante. 9 puntos, 10, 12, 15... El equipo visitante logró su máxima ventaja a poco más de un minuto para el final del tercer parcial (44-62), aunque cinco puntos seguidos de Kelly, quien había ofrecido un pobre repertorio hasta ese instante, rebajó a 13 la desventaja al final del penúltimo cuarto (49-62).

El Betis había variado la táctica. Faltó paciencia y sobró anarquía. Eso, unido a varias acciones arbitrales que despertaron la ira de la afición de San Pablo, desconcertó a un conjunto bético que iba tomando las hechuras de un reo a la espera de la sentencia definitiva.

No tardó en llegar la condena, que fue más una cuestión de tiempo que de picos de juego. La tónica se repitió en el cuarto final. Béticos y barcelonistas se retaron desde el lanzamiento y acabó ganando quien mejor puntería tiene en sus manos. El paso de los minutos jugaba en contra de los cajistas, que veían cómo Koponen y Vezenkov se destapaban más allá de la línea de 6,75 para someter al equipo cajista a una diferencia que sólo la inspiración de Nelson cuestionó. La rebaja de la decena de puntos de desventaja en los últimos instantes fue sólo una maquillaje. La realidad había sido la del banquillo del Barça.

Ficha técnica:

82 - Real Betis Energía Plus (21+10+18+33): Draper (3), Nelson (15), Schilb (14), Kelly (16), Anosike (22) -quinteto inicial-, Úriz (-), Cruz (1), Golubovic (1), Franch (7), Alfonso Sánchez (-) y Zagorac (3).

89 - FC Barcelona Lassa (19+21+22+27): Navarro (6), Ribas (6), Hanga (7), Moerman (13), Tomic (10) -quinteto inicial-, Heurtel (14), Oriola (2), Vezenkov (17), Koponen (2), Claver (10), Kurucs (2) y Pressey (-).

Árbitros: Martín Bertrán, García Ortiz y Caballero. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la decimoquinta jornada de la fase regular de la Liga Endesa, disputado en el Palacio Municipal de los Deportes San Pablo de Sevilla ante 5.800 espectadores. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios