MONTAKIT FUENLABRADA - BETIS ENERGÍA PLUS

El Betis se desquita de la crisis (67-72)

  • El equipo de Tabak suma ante Fuenlabrada su primer triunfo en ocho jornadas tras ofrecer su cara más trabajada.

Kane Deandre intenta avanzar con la pelota ante Ludde Hakanson. Kane Deandre intenta avanzar con la pelota ante Ludde Hakanson.

Kane Deandre intenta avanzar con la pelota ante Ludde Hakanson. / EFE

Comentarios 5

El Betis Energía Plus rompió al fin su mala racha de siete derrotas consecutivas ante el Fuenlabrada (67-72) en un encuentro igualado y enormemente táctico. El equipo entrenado por Zan Tabak se sacude así la crisis en la que estaba envuelto y además igualó el básket average de menos cinco puntos con el que cargaba desde el choque de la primera vuelta. Las actuaciones de Lockett, Mahalbasic y Nachbar, así como el esfuerzo en la defensa colectiva, claves en la octava victoria del Betis de la temporada.El equipo salió atento desde el primer minuto y acabó llevándoselo, que ya es noticia. Las múltiples rotaciones realizadas por Tabak, en busca de la sorpresa táctica, dio versatilidad en ataque, que comenzó a funcionar gracias a la movilidad de Milosevic y, sobre todo, de Lockett. El pívot del Fuenlabrada Chema González, que había entrado en el quinteto inicial, anuló con su defensa a Mahalbasic, quien se dedicó a asistir. Y de qué manera: dos pases suyos acabaron en canastas fáciles de Milosevic y Nachbar. Con la jugada siguiente, un triple de Alfonso Sánchez tras una veloz circulación del balón, acabó el primer cuarto (15-20)Una de las claves del encuentro estaba siendo el metrónomo del Betis. Se había apoderado de él. Mandaban los de Tabak, quien sorprendió al contrario con continuos cambios en defensa -de individual a zonal, de zonal a mixta- y constantes permutas de peones desde el banquillo a la cancha y al revés. Todos aportaban. El partido era verdiblanco, que convertía el partido en lo que pretendía: ni dejó correr al Fuenlabrada ni lo dejó tirar con comodidad. En el Fuenlabrada, que sobrevivía por el rebote en ataque (ocho en la primera mitad), cundió el nerviosismo y a unos pasos les sucedían pases a la nada como tal cosa.En el apartado ofensivo, el Betis siguió siendo liderado por Lockett (pleno de acierto en el tiro en la primera parte), pero fue apuntándose más gente: un triple de Nachbar culminaba un parcial de 0-6 a falta de cinco minutos y tres tiros libres de Lockett endosaban otro parcial de 0-5 al final de este segundo parcial, que concluyó con un halagüeño 28-35 para los béticos.La anotación era baja. Tabak iba ganándole la partida a Cuspinera, quien hubiera preferido el intercambio de golpes. Fue lo que sucedió en el tercer cuarto. EL Fuenlabrada erraba en el tiro, pero dispuso de muchos, de demasiados. Y los triples comenzaron a entrar: Popovic y Smits fueron arañando la ventaja del Betis que había llegado a nueve puntos en el inicio del tercer cuarto (30-39 a falta de unos ocho minutos). Al Betis le costaba atacar. El Fuenlabrada presioanba a toda cancha y Hakanson, ex cajista, aprovechó el desconcierto para anotar un triple casi sobre la bocina (51-52).Era el anticipo del último cuarto, en el que el triple fue el protagonista. Fue una sucesión de aciertos desde el exterior que derivó en un toma y daca particular. El partido estaba enormemente igualado y, en efecto, decidirían los detalles. El último minuto fue una lección magistral de táctica con marcadores ajustados. Duró un mundo, naturalmente. En ese trance la actuación de Nachbar resultó capital. Suyos fueron siete de los ocho últimos puntos de un Betis que había estado bien dirigido desde el banquillo.

más noticias de BETIS E-PLUS Ir a la sección Betis E-Plus »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios