betis energía Plus

Carrasco toma las riendas

  • La etapa de Quintana toca a su fin y el club intenta reforzar la plantilla

Óscar Quintana dialoga con Javi Carrasco durante un entrenamiento del equipo en San Pablo. Óscar Quintana dialoga con Javi Carrasco durante un entrenamiento del equipo en San Pablo.

Óscar Quintana dialoga con Javi Carrasco durante un entrenamiento del equipo en San Pablo. / víctor rodríguez / efe

Las buenas intenciones no son siempre suficiente y las situaciones extremas y exigen medidas extremas. Óscar Quintana, pese al trabajo (mejor o peor) realizado, no acabó de dar con la tecla para reflotar al Betis Energía Plus y su tiempo en el club acabó. Al técnico se le acabó el tiempo tras la última derrota del equipo, ante un rival directo como el San Pablo Burgos, y su asistente, Javi Carrasco, se hará cargo del conjunto verdiblanco hasta el final de la temporada. En él recaerá ahora el peso, que no la responsabilidad, de tratar de lograr una salvación que está a un triunfo, aunque el calendario no ayuda por lo corto que es (apenas restan seis jornadas) y los encuentros que deberá afrontar, el primero ante el Gran Canaria de Luis Casimiro, del que fue asistente una campaña y media, Radicevic y Balvin, con los que trabajó a diario durante cinco años con cada uno.

Quintana cogió a un equipo hundido con seis derrotas en las seis primeras jornadas que arrastraba muchos problemas internos. Le costó ganar, pues no saboreó el triunfo hasta su quinto encuentro al frente y con una serie de cuatro victorias seguidas pareció que había dado con la tecla. Pero la derrota en Burgos en la primera vuelta fue el principio del final. Un partido clave, para salir del descenso y que el Betis dominaba por once puntos al inicio del último cuarto. Con esa derrota arrancó otra mala racha cuyo punto álgido fue el bochornoso 121-56 en el Palau y una serie de tropiezos en duelos clave como ante el Bilbao, el UCAM Murcia o el de este domingo contra Burgos, en el que se tiró igualmente una renta de 18 puntos. Ya salvó un match ball ganando al Unicaja y pareció recuperarse superando después al Fuenlabrada, pero de nuevo se le cayó el equipo.

En total, en 22 jornadas, el balance es de siete triunfos y 15 derrotas con un claro problema defensivo: su media de puntos encajados en este periodo es de 90,8, un promedio que sube hasta 95,5 desde la jornada 15 en adelante. Evidentemente Quintana no es el único culpable de esta situación, pero a seis jornadas del final, como la pasada temporada, es necesario sacudir el árbol en busca de una reacción y Carrasco se hará cargo de la plantilla hasta el final del curso.

Seguramente no será el único movimiento, ya que los clubes de la zona baja rastrean en el mercado en busca de un movimiento de última hora que les permita salvarse de la quema. El Betis Energía Plus está en ello y hará un esfuerzo para reforzar la plantilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios