betis energía plus

Mikel Úriz: "Las semanas se hacen demasiado largas

  • El base bético lamenta que el trabajo de los entrenamientos no se traduzca en victorias

Mikel Úriz controla la pelota frente a la defensa del madridista Campazzo. Mikel Úriz controla la pelota frente a la defensa del madridista Campazzo.

Mikel Úriz controla la pelota frente a la defensa del madridista Campazzo. / acb photo/ m. ruso

A tres días para el enfrentamiento del domingo contra el Obradoiro, los jugadores del Betis Energía Plus no maneja en su vocabulario un verbo diferente al de ganar. Con 10 derrotas cosechadas en otras tantas jornadas, el equipo entrenado por Óscar Quintana no puede permitirse otra cosa mientras transcurre la semana de entrenamiento, semanas que "se hacen demasiado largas", dada la situación sobrevenida.

"Ves que trabajas en los entrenamientos pero las sensaciones luego no son buenas en los partidos, tenemos que ganar en autoestima", explicó el base pamplonés Mikel Úriz a los medios oficiales del club verdiblanco.

Fichado como teórico tercer base de la plantilla -el cuarto sobre el papel después de la llegada de Dantoye Draper-, Úriz se ha convertido en la segunda opción del técnico bético, quien ha elogiado públicamente su aportación colectiva desde la dirección por encima de la de un Donnie McGrath que todavía no ha demostrado la calidad que se le presupone. El base con pasaporte irlandés, como casi todo el resto del equipo, está protagonizando un primer cuarto de competición nefasto. El equipo verdiblanco es el peor en las facetas más importantes del juego: el peor ataque, la peor defensa, el que menos rebotes totales captura, el que más falla desde la línea de tres, el segundo peor desde la línea de personales, etcétera.

"Nadie pensaba que iba a pasar esto. Es una realidad y hay que aceptarla, pero tenemos que darle la vuelta a la situación. Ojalá hubiese sido diferente, pero tenemos que esforzarnos para cambiar la dinámica", explicó el uno bético, quien tiene el convencimiento de lo determinante del factor de la presión: "Está claro que el equipo sufre ansiedad. Hay tiros liberados que no entran. Tenemos que mirar lo que nos está ocurriendo, si jugamos mal y nos hacemos pequeños seguiremos así siempre; hay que pensar que estamos a tiempo".

Úriz considera que el equipo puede enmendarse en apartados como el defensivo o el reboteador, pero, sobre todo, evitar fallos de concentración y de actitud, "que puede ser mejor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios