BAloncesto

Un agujero en la zona propia

  • Los rivales aprovechan la debilidad bética del rebote defensivo para disponer de más opciones de tiro

Las imágenes del Bilbao Básket-Betis Energía Plus Las imágenes del Bilbao Básket-Betis Energía Plus

Las imágenes del Bilbao Básket-Betis Energía Plus / ACB Photo

La derrota del Betis Energía Plus del domingo frente al Bilbao Básket, la decimoctava de la temporada, contuvo los mismos errores que lo han condenado a vagar en los puestos de descenso durante las 23 jornadas que suma la competición. Una de ellas es la defensa del rebote en el aro propio, circunstancia que permite a los equipos rivales disponer de más oportunidades para engrosar sus tanteos. En Miribilla, el conjunto bilbaíno anotó 13 puntos, acumulados principalmente en el tercer cuarto, frente a los únicamente dos del equipo bético.

"Los rebotes y las segundas opciones nos han fastidiado, así es difícil ganar los partidos", reconoció al término del encuentro en Bilbao el ala-pívot verdiblanco Iván Cruz, un análisis que se extiende al registro general de todo el curso. Sólo en nueve choques de los 23 disputados hasta la fecha superó el Betis Energía Plus al contrario en el número de puntos logrados después de un rebote ofensivo, una rémora que se ha acentuado en las últimas citas ligueras.

Desde la décima jornada, el equipo cajista ha mejorado el rendimiento de su contrincante en tal apartado sólo dos veces: contra el Gipuzkoa -en la jornada decimoctava- y frente al Baskonia -en la jornada decimoséptima-. El equipo bético sumó en ambas ocasiones un punto más que el adversario (17-16 ante los guipuzcoanos y 9-8 contra los vitorianos). En los otros 12 choques o fue peor o equilibró la puntuación (una vez, frente a Obradoiro: 4-4.)

Sí que fueron diferencias notables las sufridas en los dos últimos encuentros. Si ante el Bilbao la desventaja fue de 11 puntos (13-2), contra el Andorra, una semana antes, fue de 10 (24-14).

A la debilidad defensiva que caracteriza a la plantilla bética, evidenciada en numerosos duelos individuales durante el año, se une, pues, una escasa capacidad reboteadora que favorece los registros encestadores de los demás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios