El necesario dos más uno

  • En los cincos triunfos béticos este curso tres jugadores se aliaron para anotar más de la mitad de los puntos del equipo

  • Booker, un nuevo socio

Schilb se felicita con Booker ante un feliz Nelson durante el duelo contra el Joventut. Schilb se felicita con Booker ante un feliz Nelson durante el duelo contra el Joventut.

Schilb se felicita con Booker ante un feliz Nelson durante el duelo contra el Joventut. / acb photo

En un conjunto que se está mostrando esta campaña tan limitado a la hora de atacar (y defender) que surjan nuevos nombres capaces de mirar al aro con ciertas garantías es una buena noticia. El Betis Energía Plus, penúltimo en la clasificación, es, estadísticamente, el peor ataque de la ACB. Es el equipo que menos puntos logra por partido con un promedio de 76,3 en las 21 jornadas disputadas, lo que unido a ser una de la peores defensas -con 87,3 puntos recibidos sólo Burgos es peor en esta faceta- ganar es todo un reto.

Entre Kelly y Schilb han logrado el 33,8% de todos los puntos del cuadro sevillano esta campaña. Dos jugadores anotan más de un tercio de los puntos del equipo, pero Booker podría ser un nuevo socio fundamental en la pelea por la permanencia. No en vano, en cada uno de los triunfos béticos esta temporada la combinación de tres de las piezas fue determinante anotando siempre más de la mitad de los puntos de todo el conjunto en cada una de esas cinco citas ganadas.

El caso más reciente fue el pasado domingo en el duelo ante el Joventut. Entre Booker (20), Kelly (15) y Schilb (22) sumaron más del 66% del total de puntos (86) que lograron los de Óscar Quintana, una estadística que tiene su tope en el envite en casa frente al Tecnyconta Zaragoza cuando Nelson (20), Schilb (19) y Kelly (7) lograron el 65,7% del total.

En los otros tres triunfos las cifras son parecidas. Desde el 52,2% de la cita en el Gran Canaria Arena, en el encuentro en el que el Betis llegó este curso a su tope anotador (90 puntos), al 65% del día del Obradoiro o el 60% en Murcia.

En Las Palmas a Kelly (20 y Schilb (16) se unieron Franch y Golubovic con 11 puntos. Contando sólo a uno de ellos el total del trío fue de 47 puntos de los 90 que firmó aquel día el equipo. Ante el cuadro gallego los líderes volvieron a ser Schilb (23) y Kelly (21), a los que se unió de nuevo el pívot montenegrino (10) como tercera pieza del engranaje ofensivo para ganar para anotar el 65% de los 83 puntos que dieron el triunfo. Y estos tres repitieron (21 de Kelly, 13 de Schilb y ocho de Golubovic) frente al UCAM sumando 42 de los 70 puntos hispalenses.

Cuando sólo destacó una pareja el éxito no llegó. Sobre en todo en duelos que bien pudieron acabar del lado bético, pero mientras más puntos se encajan, claro, más difícil es que sólo dos jugadores sean capaces de resolver. Ante el Gipuzkoa (88-94) a Nelson (22) y Golubovic (14) les faltó un aliado más (Kelly se quedó en nueve puntos y Schilb, sólo en seis); en Burgos (92-88), Kelly y Schilb se combinaron para sumar 48, pero les faltó un socio más (pese a lograr entre los dos más del 50% de los puntos del Betis y unido a los 12 de Anosike, el 68,1% ), como les pasó a Franch y Nelson (14 puntos cada uno) en Madrid frente al Estudiantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios