baloncesto betis energía plus

El plan empieza a marchar

  • La evolución del equipo se fundamenta en el trabajo defensivo

  • De encajar 90 puntos de media, recibió 70 de promedio en las dos victorias

El base del Betis Energía Plus Mikel Úriz defiende al jugador del UCAM Murcia Clevin Hannah. El base del Betis Energía Plus Mikel Úriz defiende al jugador del UCAM Murcia Clevin Hannah.

El base del Betis Energía Plus Mikel Úriz defiende al jugador del UCAM Murcia Clevin Hannah. / j. bernal / acb photo

El principal cambio ocurrido en el Betis Energía Plus desde las debacles del comienzo de la temporada hasta las dos victorias logradas consecutivamente ha sido indudablemente la defensa. Si hasta la jornada décima el equipo bético recibía como media más de 90 puntos por partido, el promedio parcial ante el Obradoiro (77) y contra el UCAM Murcia (63) registra unos esperanzadores 70.

La variación es sustancial. Casi 20 puntos menos encaja la escuadra verdiblanca, un detalle nada anecdótico si de lo que se trata es de ganar partidos. Es el famoso paso adelante. "No recibir canastas fáciles ayuda mucho, pues con el rebote podemos correr y arriba tenemos calidad para aprovecharlo", declaró Mikel Úriz a los medios del club al término del encuentro en tierras murcianas.

Parcial. Fue el que sumó el Betis a partir del 44-31, la máxima ventaja de la que disfrutó el UCAM

En el choque del domingo, la hazaña resultó una jornada más prodigiosa. Si frente al Obradoiro, los jugadores verdiblancos fueron capaces de dejar en 26 putos la anotación del equipo compostelano en la primera mitad, el UCAM Murcia no pasó de 24 tras la reanudación. Pero hay un dato que hace más importante la actuación defensiva del domingo: que el equipo supo mantener la continuidad en los dos cuartos, encajando, respectivamente, 11 puntos en el tercer cuarto y 13 en el último. (Los registros contra el Obradoiro, en cambio, fueron menos equilibrados: 21 puntos en el primer cuarto y 5 en el segundo.)

Estos números, además, cobran más mérito en la medida en que el equipo dirigido por Ibon Navarro no es precisamente uno sin puntos en las manos: la anotación promedio en las 12 jornadas disputadas es de 78,9 puntos por jornada, mientras que el Betis Energía Plus fue capaz de dejar a los murcianistas en únicamente 63. Que ésa fue una de la claves del encuentro lo certifica el jugador del UCAM Vítor Benite, quien declaró ayer que, en efecto, "el Betis cogió confianza por nuestro ataque, pues tuvimos poco acierto en el tiro".

Una sencilla muestra de que el sistema defensivo verdiblanco está fortificándose, de que está sabiendo ser más sólido, es que bastó un sistema de marcas individuales solidario para sujetar al rival en el marcador. No hizo falta cambiar a una defensa zonal, ni en Murcia ni contra el Obradoiro en casa.

Aunque aún es necesario cerrar con mayor ímpetu el rebote defensivo, los jugadores béticos se sienten más cómodos encimando a sus marcas y cabe incluso que proliferen las ayudas. Buen ejemplo de esto fue la importancia de la labor no siempre visible de jugadores como Alfonso Sánchez, Golubovic o Nelson.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios