betis energía plus

Dos rachas como el día y la noche

  • El Zaragoza visitará San Pablo sin su estrella, Gary Neal

  • Un triunfo separa a los béticos de los maños

Dontaye Draper, durante un entrenamiento en San Pablo. Dontaye Draper, durante un entrenamiento en San Pablo.

Dontaye Draper, durante un entrenamiento en San Pablo. / víctor rodríguez

Comentarios 1

En vísperas de recibir al Zaragoza, el optimismo inunda San Pablo. Entrenador y jugadores se felicitan por las tres victorias consecutivas, y aunque saben que para salir del descenso tocará seguir arrimando el hombro, no hay duda de que las perspectivas lucen mucho mejor que hace un mes.

Por eso en el Betis Energía Plus ponen al mal tiempo buena cara. Confirmada la baja por lesión del base Donnie McGrath -y con la duda de Dontaye Draper, que ayer volvió a entrenarse con el equipo-, pero con la certeza de que Mikel Úriz y Josep Franch podrán ejercer como dignos sustitutos. Así se presenta la lucha por el cuarto triunfo ante un rival en horas bajas como es el conjunto maño.

Y aunque alegrarse de la desgracia ajena no esté muy bien visto, el hecho de que Gary Neal no vaya a personarse en San Pablo añade una pizca más de optimismo a estas semanas de dulce.

El escolta, estrella indiscutible de su equipo, estará alejado del parqué durante al menos cuatro semanas por culpa de una lesión muscular en el bíceps femoral de su pierna izquierda.

Un jarro de agua fría para los de Jota Cuspinera. Un rápido vistazo a los números promediados por el estadounidense ayudan a comprender por qué su ausencia podría ser una de las claves que decante el choque.

Neal es el máximo anotador del Zaragoza y el tercero del ránking global de la Liga Endesa, pues acumula 225 puntos en 13 jornadas (17,3 de media).

El rendimiento del veterano escolta (33 años) obedece en buena medida a su acierto desde la línea de dos (56 de 110, o lo que es lo mismo, 50,91% de media) y, sobre todo, a su eficacia en los tiros libres, pues con 65 puntos de 68 intentos (95,59%) lidera esta clasificación de la ACB.

A buen seguro el Zaragoza echará de menos a uno de los pilares del equipo, quien con 362 minutos jugados -es el sexto jugador con más protagonismo de la categoría- logra marcar las diferencias sobre el parqué.

Con la misión de que los suyos no echen de menos al estadounidense, el Zaragoza se hizo con los servicios por un mes de Txemi Urtasun. Se trata de la segunda etapa del pamplonés en tierras aragonesas. La primera se remonta a la temporada 04-05, cuando el equipo militaba en la Liga LEB.

Complicado debut el que tendrá por delante el ex cajista, pues su nuevo equipo encadena cinco derrotas que lo han hecho acercarse peligrosamente a la zona de peligro, la misma de la que intentan salir los hombres de Óscar Quintana. Ahora, un solo triunfo los separa. Y el hombre a batir ya no forma parte de la ecuación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios