betis energía plus

El triple como signo de mejora

  • El ratio de tres en los dos últimos partidos supera al del líder en esa faceta

El triple como signo de mejora El triple como signo de mejora

El triple como signo de mejora / antonio pizarro

Sin ataque no puede haber triunfos en la élite del baloncesto, por mucho que un equipo sea capaz de defender como lo está haciendo el actual Betis Energía Plus. De nada serviría pues que el equipo bético dejara a los rivales con las puntaciones que lo está haciendo -70 puntos de media en las dos últimas jornadas, en comparación con los más de 90 de las 10 anteriores- si no hubiera jugadores que hubiesen dado ese paso adelante que tanto urgía a los verdiblancos.

Finalmente han sido dos jugadores, Ryan Kelly y Blake Schilb, quienes se han erigido como los anotadores más fiables del plantel con sede en San Pablo. Ambos llegaron con la vitola de tales, pero ninguno había logrado apuntalar su papel de liderazgo hasta los últimos dos partidos.

Hay una estadística que muestra a las claras este feliz reencuentro del Betis con la canasta. Se trata del porcentaje en los lanzamientos de tres. Si el equipo entrenado por Óscar Quintana fue el colista destacado en ese capítulo en las primeras 10 jornadas, el acierto reciente ha elevado sensiblemente tales estadísticas. Ahora el Betis es el tercero por la cola con un cociente de 30,3% en los 12 encuentros disputados. Claro que, ante el Obradoiro y UCAM, las medias desde la distancia de 6,75 han resultado excelentes: 50% y 42%, respectivamente, son cifras que mejoran incluso al mejor equipo de la ACB en ese apartado (el 40,6% del Gran Canaria). Mucho tienen que ver en este salto Kelly y Schilb, cuyos números ofrecen unos esperanzadores 75%, en el caso del ala-pívot, y 63,5%, en el caso del alero con pasaporte checo. Ahora hay que seguir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios