La bronca de Míchel y el 'mea culpa' de Manu

  • "El equipo estaba un poco cansado, pero a nadie le gusta perder y no hay excusas", dice el jiennense.

Comentarios 3

El entrenador del Sevilla recriminó ayer fuertemente a sus jugadores en la intimidad del vestuario la imagen ofrecida en San Fernando, donde su equipo encajó la primera derrota de la pretemporada ante un recién ascendido a Segunda B. Míchel les hizo ver a sus jugadores todo lo que hicieron mal en Bahía Sur, poniendo especial hincapié en la mentalidad y la atención que cada futbolista debe poner en cualquier partido, sea cual sea el rival.

Paralelamente, Manu del Moral explicó para los medios oficiales el sentir de la plantilla. "A nadie le gusta perder. Este equipo tiene que tratar de ganar todos los partidos, pero son pruebas de pretemporada. El equipo estaba un poco cansado, se está acumulando mucho trabajo, pero no hay que poner excusas, hay que mejorar", señaló el jiennense.

El delantero insistió en que el equipo debe poner tensión en cada encuentro. "Se cometen fallos que hay que subsanar. Hay que coger el ritmo y nos ha costado, el rival sale a tope porque quiere ganarle a un equipo con el que no se va a enfrentar durante la temporada porque es de una categoría superior como es el Sevilla y tenemos que salir al cien por cien", añadió. No obstante, se queda con lo positivo, como es el concepto de fútbol y el trabajo físico que se está realizando. "El equipo intenta jugar al balón, no es que nos hayamos dejado llevar, pero sí nos ha faltado calma. No hay puntos en juego, se está sufriendo ahora cansancio, las piernas lo notan, pero esto es importante para hacer una buena base cara a la temporada", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios