La buena actitud de Cañas

  • "Si no sigo en el primer equipo, me iré al filial a trabajar más duro", dice tajante el canterano

De los siete canteranos que están en Montecastillo, uno, al menos, parte con ventaja. Se trata de José Alberto Cañas, jugador que a Chaparro, según manifestó alguna vez -sobre todo en su etapa en el filial-, le encanta. El roteño estuvo el año pasado con Cúper y ahora busca una oportunidad bajo la tutela del trianero. La ilusión no la pierde, aunque asume que su sitio es el segundo equipo y que lo que llegue será un premio.

"La esperanza siempre está ahí. Es importante que hayan contado conmigo de nuevo para la pretemporada, igual que con otros seis canteranos. Para el centro del campo hay mucha gente, así que, si no me puedo quedar, no pasa nada. Habrá sido un honor estar y me iré al filial a trabajar más duro aún por si nos pueden repescar durante la temporada cuando el míster lo crea conveniente", afirmaba el medio centro, que ayer empezó a notar el cambio de ritmo de las sesiones: "Los días son ya más duros. Estamos empezando a aplicar más cargas y mayor intensidad y hay quien se resiente, pero eso quiere decir que el trabajo está siendo el adecuado".

Los que le han visto en el filial dicen que es el que más posibilidades tiene de dar el salto. Eso no le presiona: "Ojalá lo piensen mucho tiempo, sobre todo Chaparro. No supone una presión. Estoy trabajando duro para afrontar la ocasión si llega. Ni los técnicos ni los compañeros me piden más que al resto. Peleo para encontrar mi sitio. Cada uno mira en sus adentros y tengo claro que entrenando con ganas se puede llegar hasta donde uno quiera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios