RUGBY l División de Honor

Una buena defensa no fue suficiente

  • Digna derrota del Cajasol en su visita al Bwin Madrid 21, rival directo en la pelea por la segunda posición liguera

Comentarios 0

Era un partido clave en la lucha por la segunda plaza de la División de Honor y, finalmente, el Cajasol Rugby Ciencias regresó a Sevilla con una derrota, la cosechada al mediodía de ayer en el campo del Bwin Madrid 21 por un resultado de 29-17.

La visita al conjunto madrileño, uno de los equipos que más dinero invirtió para reforzarse de cara a esta temporada, se presentaba como una auténtica piedra de toque para calibrar las posibilidades de los hombres de Juan Antonio Arenas en este campeonato. Tal y como reflejó el tanteo del envite, la primera parte se desarrolló en su totalidad con una manifiesta igualdad entre los contendientes, destacando en este tramo del encuentro la impecable defensa puesta en práctica por el quince sevillano, que, en cambio, en los últimos minutos encajó dos ensayos. El Cajasol se marchó al descanso sólo 3 puntos abajo (15-12), si bien es cierto que sólo fue capaz de sumar a partir de cuatro golpes de castigo transformados por el neozelandés Phil Gibson.

Tras la reanudación, el marcador apenas sufrió variaciones, a excepción de dos ensayos, uno por cada equipo, por lo que no varió el signo el partido. Alguna que otra decisión arbitral influyó muy negativamente en los sevillanos, que en los últimos minutos, y muy castigados físicamente por el considerable sobreesfuerzo realizado anteriormente, acusaron en exceso las exclusiones parciales de sus jugadores.

La expedición científica regresó con la sensación de que hicieron méritos suficientes para, al menos, haber arañado un punto en este enfrentamiento tan importante. El técnico del Cajasol, Juan Antonio Arenas, quedó satisfecho con la actuación de los suyos: "Nos enfrentamos a un equipo muy potente por delante. Presentamos una muy buena defensa, pero utilizamos poco el balón, de ahí que tuviéramos pocas ocasiones de atacar. Creo que no estuvimos mal, pues ensayamos y, al final, los árbitros nos privaron de otro ensayo que habría supuesto un punto bonus".

Arenas quiso hacer una lectura positiva de lo acontecido, consciente de que un buen número de sus hombres todavía debe madurar en algunos aspectos del juego. "Me voy con la certeza de que en estos encuentros de nivel tenemos que conseguir más balones para jugarlos nosotros y hacerlo con más claridad y calidad", resumió.

En su próximo partido, el Cajasol visitará al actual campeón de liga y representante español en la Copa de Europa, El Salvador de Valladolid. Todo un desafío.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios