Sevilla | murcia · minuto cero

No cambia el discurso ambicioso

  • Jiménez dice que el Sevilla por calidad y potencial no puede estar abajo, pero descarta que la cita de hoy sea una final

Comentarios 0

La libertad de opinión es bagaje obligado en un grupo y Manolo Jiménez se expresó ayer de forma diferente a Maresca el viernes. El entrenador sevillista no se baja del discurso ambicioso y asegura que el Sevilla, por calidad, no puede estar abajo en la tabla. Así lo dijo Jiménez cuando fue preguntado por el mensaje del italiano sobre mirar a los rivales de abajo. Aun así, el arahalense avisó de que su equipo no puede afrontar el partido de hoy como una final, pues sería contraproducente.

"No, no es una final, es un partido importante -matizó Jiménez-, pero si lo jugamos como una final no va a ser bueno. Tenemos que salir a jugar, a desarrollar nuestro fútbol, e intentar que no se pongan por delante. Vamos a intentarlo y a conseguirlo".

Jiménez profundizó en su diferencia de matices con Maresca sobre saber empatar: "Sabemos que tenemos que ganar. Cada uno tiene su opinión y yo veo que este equipo tiene mucha calidad para salir de ahí y no estoy nada contento con el empate en Pamplona. Somos ambiciosos y vamos a por la victoria. También tenemos un partido de Champions el miércoles y eso nos tiene que servir de motivación, porque en la Liga tenemos que ganar partidos".

Otro asunto sobre matices de expresión: su frase en Pamplona sobre cosas que no iban a salir de su boca. "Me faltó decir deportivamente -explicó el técnico-. Yo sé las deficiencias que tiene mi equipo y para ello trabajo, para subsanarlas. Recibimos un gol que teníamos que haber evitado y todo ha ido por ahí. Hay quien lo ve y quien no lo ve. Nos están metiendo goles que no nos tienen que meter y eso es lo que hablé. En el momento en que no recibamos goles estaremos más arriba". ¿Quizás tras esa frase había una carga de profundidad contra Juande Ramos? "No se trata de jugadores más o menos trabajados. Lo que pasa es que había una gran defensa que todos se sabían de memoria que ganaba títulos y que no existe en dos meses. Los nuevos, los del filial y los que tenían menos partidos no dan de inicio el trabajo que pueden dar".

En lo positivo, las recuperaciones de Dragutinovic y Kanoute: "Es mérito de los médicos. Ir recuperando a jugadores es una alegría, Escudé ya ha está entrenando con el grupo y son futbolistas con mucha experiencia. La única desgracia es que Javi tiene que pasar por el quirófano".

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios