Un cambio en la prioridad

  • La dirección deportiva ya sondea el mercado a la búsqueda de un delantero, además de un medio. La irrupción de Adrián y la confianza en Casto frenan el fichaje de un portero para enero.

Comentarios 1

Los buenos resultados obtenidos en este comienzo liguero no cambian el trabajo de la dirección deportiva, que sigue presenciando en directo numerosos encuentros a la búsqueda de refuerzos, aunque sí han cambiado en parte sus prioridades. Y es que la irrupción de Adrián ha frenado la urgencia de firmar a un portero en el mercado invernal, toda vez que con el de Su Eminencia y Casto se entiende que la meta está bien cubierta, quedando en el aire la situación de Fabricio. Ahora las miradas de los técnicos se dirigen a la delantera y al centro del campo, donde se entiende que el equipo puede mejorar con otro perfil de futbolistas.

La intención de los técnicos es la de encontrar ese atacante que finalmente no llegó en el mercado de verano y que sirva para completar el frente ofensivo. Con dos perfiles distintos trabaja la dirección deportiva, con la idea de que si llega ese refuerzo se complemente a las características de los delanteros existentes en la plantilla verdiblanca. Así, el perfil de un punta que domine el juego aéreo sería el preferido por los técnicos, con la idea de que fuera una alternativa a Jorge Molina, el único con esas cualidades después del adiós de Santa Cruz. Pero la secretaría técnica también tiene en la mente un delantero con la velocidad como principal virtud, aunque incidiendo en la cualidad de que se desenvuelva con soltura en el área.

La otra preferencia pasa por la llegada de un centrocampista, aunque la participación ahora de jugadores como Nono o Salva Sevilla provocan que el perfil no esté del todo definido. Los técnicos manejan tantos centrocampistas que destacan por cualidades defensivas como otros con un perfil más de ataque y será cuando se acerque el mercado de enero cuando se defina lo más necesario para la plantilla.

Y es que, como ocurriera la pasada temporada, la situación clasificatoria del equipo, y también la continuidad en la Copa del Rey, marcarán la partida de dinero que el club destinaría a esa búsqueda de refuerzos. Lo que sí se tiene claro ahora mismo es que la defensa y la portería se tienen bien cubiertas, mientras que en el centro del campo y en ataque se observan algunas carencias.

No todo en el Betis se trata en el asunto de posibles llegadas en el mercado invernal, sino que el capítulo de salidas también irá tomando cuerpo en las próximas fechas. La plantilla tiene ocupadas las 25 fichas disponibles, a lo que se añade la presencia habitual de Nono, con dorsal del filial, con el primer equipo. Mel siempre ha manifestado su deseo de trabajar con una plantilla más corta, algo que por las circunstancias del mercado se hizo imposible durante el verano.

Ahora la situación es diferente y posiciones demasiado pobladas como la portería o la defensa facilitarían la salida de algunos jugadores que ya empiezan a ser sondeados por los clubes que sí se verán obligados a reforzarse en invierno. Y es que en el Betis el trabajo de los técnicos va encaminado a conocer el mercado de delanteros y centrocampistas que pudieran reforzar al equipo si el club lo considerase necesario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios