natación

Con la cantera por bandera

  • El Club Natación Mairena ha cerrado una temporada histórica con un broche de oro: 22 medallas en el Campeonato de España júnior y posicionándose entre los mejores del país

Los participantes del Natación Mairena en el Campeonato de España absoluto-júnior de Tarrasa, posando tras la buena actuación global. Los participantes del Natación Mairena en el Campeonato de España absoluto-júnior de Tarrasa, posando tras la buena actuación global.

Los participantes del Natación Mairena en el Campeonato de España absoluto-júnior de Tarrasa, posando tras la buena actuación global. / M. g.

El Club Natación Mairena del Aljarafe hizo historia en el Campeonato de España absoluto y júnior que se disputó del 1 al 5 de agosto en Tarrasa, sumando un total de 22 medallas en la categoría júnior y con sus equipos, tanto el masculino como el femenino, quedando terceros de España.

Los dos nadadores que más destacaron entre los participantes fueron Andrea Melendo con siete medallas, tres de ellas de oro y cuatro de plata, y Miguel Ángel Arroyo, que acabó con ocho preseas en su haber, siete de plata y un bronce.

Además de este hito histórico, en sus filas cuentan con una de las mayores promesas de la natación española. Su nombre es Paula Ruiz y ha sido capaz de pelear codo con codo con la mismísima Mireia Belmonte. La malagueña de tan sólo 18 años, y por tanto aún juvenil, participó este año en el Campeonato de España en aguas abiertas, dónde consiguió la plata en 5 kilómetros y el oro en larga distancia, 10 kilómetros.

Pero todo esto no es casualidad. A pesar de ser un club relativamente joven -fue creado hace 30 años-, ya es el mejor de Andalucía. "La entidad ha sufrido una progresión muy importante, casi increíble, y hemos conseguido la consolidación como club puntero a nivel nacional", explica Antonio Ordóñez, director deportivo del Natación Mairena.

"Nos centramos mucho en el trabajo de la cantera y hacemos un gran esfuerzo en ese trabajo de base, ya contamos con más de 200 deportistas sumando todas las categorías", incide Ordóñez cuando se le pregunta por la idiosincrasia del Natación Mairena.

Además, explica que el modelo que el club sigue en la formación de los nadadores es pionero a nivel territorial: "Nuestro sistema de cantera no sólo se centra en crear a los mejores nadadores, nosotros queremos formar personas para que después sean los mejores deportistas. Por eso, además de tener entrenadores para que progresen en el agua, tenemos un programa de seguimiento académico para que no bajen en su rendimiento escolar. Dentro del complejo deportivo tenemos un aula para que los jóvenes vayan a estudiar, y además se les proporciona la ayuda de profesores de apoyo para todas las materias. Este sistema de mejora del estudio es único en Andalucía y casi me atrevería a decir que también en España".

Pero los laureles no son sólo para la base. La categoría absoluta del club se encuentra en División de Honor, la competición más importante de la natación española, y esperan que de aquí a dos o tres años puedan situarse en lo más alto de ella. "Que un club como el nuestro, que es de un pueblo, tenga a sus dos equipos, tanto masculino como femenino, en esta división ya es un gran logro, por eso ahora la inteción es reforzarnos y consolidarnos en la división y de aquí a unos años intentar llegar con los dos equipos absolutos hasta las primeras posiciones del ranking. Pero, claro, esto ahora mismo es sólo un sueño muy complicado", explica entre risas.

En cuanto a la progresión que puede tener el club en los próximos años, Ordóñez es optimista y aunque sabe que a partir de ahora el trabajo será aún más duro si cabe, cree que seguirán avanzando. "Aunque en algún momento haya que dar un paso hacia atrás para después dar dos hacia adelante, queremos seguir creciendo, no nos ponemos plazos ni metas por ahora, pero con esfuerzo y trabajo creo que lo conseguiremos. Cada vez que empieza una nueva temporada decimos lo mismo: repetir lo de la anterior es muy complicado. Pero hasta ahora lo vamos consiguiendo. Este año en particular ha sido muy bueno, histórico para el club, pero intentaremos que el próximo sea aún mejor".

Todos los méritos de este club modelo, tanto dentro como fuera del agua, son dignos de mención, pero ahora toca el trabajo más duro, porque lo más dificil de llegar a la élite es conseguir consolidarse en ella y esto lo sabe muy bien el director deportivo, que reconoce que a partir de ahora su tarea será aún más dificil. La espera con muchas ganas. "Sabemos que a partir de ahora el crecimiento no será tan exponencial como lo ha sido hasta ahora. Hemos recorrido un largo camino, pero aún nos queda bastante por delante. Por eso debemos seguir centrados en mejorar y crecer cada año, pero sin descuidar estas facetas únicas que nos identifican como el club que somos. Eso es lo más importante ahora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios