A la caza de un central

  • El Betis agiliza las gestiones para lograr el fichaje o la cesión de un zaguero de garantías en el mercado de invierno · David Abraham, del Basilea, se une a otras opciones como Fontás y Ricardo Costa.

Comentarios 10

La contratación de un defensa central en el mercado de invierno es una prioridad para la secretaría técnica y para el entrenador del Betis, como ya adelantase este diario en su edición del pasado 7 de noviembre, pese a que declaraciones posteriores del propio hombre fuerte, Vlada Stosic, e incluso de Pepe Mel pudieran haber puesto en entredicho las informaciones en estas líneas vertidas.

Hoy, casi un mes después, no sólo en el club verdiblanco, sino en su entorno y en la propia prensa hispalense, se da como por sabido que el Betis se reforzará con la llegada de los fríos, siga Mel al frente del equipo o arribe el sursuncorda a su banquillo. Lógicamente, los principales responsables de la entidad no hablan públicamente del asunto, máxime dada la delicada situación clasificatoria del equipo, pero las gestiones, a la fecha, son todo lo intensas que pueden ser en un club como el Betis, limitadísimo, y no sólo en lo económico, a la hora de realizar contrataciones.

Y, cedido o traspasado, que por ahí deberían andar algunos millones de euros no invertidos en plantilla procedentes del traspaso de Emana a Arabia, hoy casi se puede afirmar que llegará un defensa central. En la citada información de este periódico también se aludía a la posible contratación de un delantero, pero ésta se antoja más difícil por un aspecto puramente económico, máxime si Jonathan Pereira sigue enchufado, la recuperación de Rubén Castro es un hecho y la musculatura de Santa Cruz le concede algunas licencias al paraguayo.

A las opciones ya desveladas aquí en su día de Pulido, Dealbert o los barcelonistas Fontás, Bartra e incluso Muniesa, se han unido algunas más en las últimas fechas, entre ellas la de David Abraham, quien ya estuvo encartado el pasado verano.

El central argentino, de 25 años y 1,87 metros de estatura, finaliza el próximo 30 de junio su vinculación con el Basilea y, por ello, no sería excesivamente costosa su salida del club suizo, aunque el Betis, al que volvió a ser ofrecido hace una semana, no es el único pretendiente.

Precisamente, el Basilea recibe hoy al Manchester United con serias opciones de clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones, circunstancia que, de producirse, representaría un impedimento para la llegada del argentino, que militó en la temporada 07-08 en las filas del Nàstic de Tarragona, antes de unirse al Basilea por cuatro años.

Siendo una buena opción, el Betis también tantea la de Ricardo Costa, central del Valencia al que Unai Emery ha hecho la cruz y que actualmente, además, se encuentra superando una lesión muscular. La opción surgió al preguntar por la situación de Dealbert, quien hoy, casualmente, sí entra en los planes del entrenador, aunque no sea titular indiscutible en un equipo que cuenta con Ramy y Víctor Ruiz, la mejor pareja del país si se exceptúa a las de Madrid y Barcelona.

Weligton, que fue el gran objetivo en verano, también vuelve a asomarse a la escena y, entre los jóvenes azulgrana, el más encartado es Fontás, sin apenas minutos en el primer equipo, ya que Bartra y Muniesa forman la pareja del Barcelona B.

Una vez logrado el central, ya sea cedido o traspaso, el Betis miraría sus arcas y las necesidades de su plantilla en el momento, antes de abordar una segunda contratación que no es segura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios