Deportes

El central ya es prioritario

  • Mario tuvo que ser intervenido ayer de una fractura que se produjo en la clavícula izquierda tras caerse mientras montaba en bicicleta · Mel quiere un defensa que pueda actuar también en la posición de mediocentro defensivo

Comentarios 2

La plantilla estaba confeccionada casi en su totalidad, utilizando los mismos términos empleados por Vlada Stosic hace unos días en Nuevo Portil, pero entre esos fichajes que aún restan para cerrarla el club buscaba a un defensa central que, incluso, pudiese actuar también como medio centro defensivo. No es que las posiciones no estén cubiertas, pero la baja de Iriney y el estado físico de Mario aconsejaban un refuerzo de veras.

Empero, lo que era una necesidad, una adquisición interesante pero que podía esperar, se convirtió ayer en una prioridad. La mala suerte se cebó de nuevo en el central canario, quien sufrió un accidente que lo obligará a estar entre seis semanas y dos meses de baja, al fracturarse la clavícula izquierda.

La historia no puede ser más inoportuna ni fortuita. Fruto de sus sempiternos problemas físicos, que mejoraron no obstante tras ser operado hace unos meses por Santiago Pérez Hidalgo de un síndrome compartimental en el gemelo derecho, fruto de haberlo cargado tras romperse el tendón de Aquiles izquierdo, Mario sustituía los duros entrenamientos físicos matinales por un trabajo alternativo, mientras que por las tardes venía haciendo fútbol con normalidad y hasta de forma sobresaliente, al punto de que Pepe Mel y Rafael Gordillo, por citar sólo a algunos, estaban asombrados y contentísimos con el rendimiento que venía ofreciendo en estos primeros días de pretemporada. Ayer, los cuerpos técnico y médico diseñaron para él una suave sesión de bicicleta por los alrededores del hotel en compañía del recuperador del equipo Fran Molano. Cuando apenas llevaban unos minutos, el canario cayó con su bicicleta al piso debido a un hundimiento del hormigón del carril bici. Inspeccionado de inmediato por Tomás Calero, el futbolista fue trasladado por éste a la clínica Fremap de Sevilla, ya a sabiendas de que viajaba con la clavícula rota.

Horas después, a eso de las seis de la tarde, era intervenido por el propio doctor Pérez Hidalgo de una fractura en el tercio medio de la clavícula izquierda, necesitando una placa con ocho tornillos para la correcta alineación del hueso.

Con todo, Mario, quien realizó el viaje muy contrariado, según reveló de vuelta a la concentración Tomás Calero, deberá estar entre seis y ocho semanas de baja. De momento, el futbolista seguirá ingresado hasta el próximo lunes y se prevé que alrededor de 12-14 días inicie una actividad física de manera progresiva y controlada, realizando bicicleta estática, carrera continua e incluso ejercicios con balón. Siempre, evitando el contacto físico con los compañeros.

Que vaya a la segunda concentración de pretemporada en Alemania va a depender un poco de Pepe Mel y de lo que tenga pensado para él, aunque no será hasta después de la misma cuando Mario pueda ya disputar partidos. "Es un desastre, porque además estaba mostrando un nivel altísimo en los entrenamientos", declaró Mel a los periodistas presentes en la concentración, muy disgustado. El propio entrenador madrileño fue el que dio a conocer la noticia, de la que fue informado mientras dirigía el entrenamiento en el campo de fútbol del hotel, distante unos metros del mismo.

No tan claro tenía que el club se fuera a poner en marcha de inmediato para intentar firmar a otro futbolista en la posición de central, pero a buen seguro que a estas horas ya ha hablado con Stosic para que éste apriete algo en el mercado. Si es que hace falta, toda vez que el serbio sabe desde que se inició la planificación que, por la propia coyuntura de Mario, lesión al margen, al Betis le era necesario un quinto central. Ahora, sin que sea una urgencia, sí puede decirse que es una prioridad y, sobre todo, que el club acierte con una primera opción.

"Son desgracias que suelen pasar en el mundo del fútbol y hay que asumirlas. Unas veces les ocurren a unos y otras a otros. Las lesiones llegan igual que los goles y así tenemos que saber afrontarlas", comentó con una madurez y frialdad importantes Vadillo sobre la lesión que sufrió su compañero Mario, al que deseó una pronta recuperación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios