Se cierra el círculo en torno a Max Mosley

  • Varios fabricantes y miembros de la próxima asamblea de la FIA son contrarios a que siga

La asamblea extraordinaria de la FIA para aclarar el escándalo sexual en torno al presidente del ente, Max Mosley, se celebrará como pronto en seis semanas. Ése es el plazo que estipulan los estatutos de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), según confirmó un portavoz del ente en el marco del Gran Premio de Bahréin de Fórmula 1, tercera prueba de la temporada.

En los próximos días, el senado de la FIA decidirá sobre la asamblea deseada por Mosley tras la publicación de un vídeo en el que aparece en una orgía sado-masoquista con tintes nazis junto a cinco prostitutas. Luego, habrá un periodo de citación de todos los miembros.

La mayoría de los fabricantes de la Fórmula 1 se manifestó el jueves a favor de que se tomen medidas rápidas y, sobre todo, Mercedes y BMW fueron muy críticos con el contenido del vídeo.

Mosley empieza a perder apoyos también entre los miembros de la asamblea que ha convocado. La Real Federación Automovilística Holandesa (KNAF) votará en contra del británico en la reunión de París, dijo hoy el máximo dirigente del organismo neerlandés, Arie Ruitenbeek, a la BBC.

El jefe del Club Automovilístico de Israel, Jitzhak Milstein, se mostró "estupefacto" por el vídeo en el que se ve a Mosley en una orgía sexual con presuntos tintes nazis junto a cinco prostitutas.

El órgano rector del deporte del motor en Alemania, el ADAC, también exigió a Mosley que reflexionara sobre su posición.

Una destitución de Mosley por parte de la FIA, de la que es presidente desde 1991, no está contemplada en los estatutos. Su mandato termina en 2009. El británico ya ha dejado claro que no piensa dimitir, aunque en opinión de antiguos pilotos, Mosley no se puede mantener en el cargo.

"Sencillamente, no es posible que siga como cabeza de una federación mundial", dijo el triple campeón mundial Jackie Stewart a la emisora de televisión alemana Premiere.

Stewart, que mantiene un enfrentameitno con Mosley desde hace años, señaló que no es sólo una cuestión de deporte, sino de negocios, y añadió que si Mosley hubiera sido el presidente de una gran compañía, de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) o del COI (Comité Olímpico Internacional), no estaría ya en su posición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios