real betis

Las claves de Chaparro

  • El técnico espera sentarse a negociar con Lopera cuando se logre la permanencia y afirma que "exigirá que no se pasen más sustos" · Pide a la afición que el domingo anime al equipo y no a su entrenador

Comentarios 36

Las tres victorias consecutivas han colocado al Betis en una posición de privilegio para alcanzar la permanencia, objetivo marcado por el club para empezar a planificar el futuro. Y, en primer lugar, aparece la situación del entrenador, Paco Chaparro, el artífice del cambio de situación del equipo bético, y que aún no tiene garantizada su continuidad. Ayer, el técnico empezó a mostrar cuáles serán sus claves en una hipotética negociación con Manuel Ruiz de Lopera.

"El máximo accionista ha dejado claro, como en el caso de Edu, que hasta que el equipo no esté matemáticamente salvado no hablará con nadie. Ojalá el domingo se gane, para satisfacción de todos los béticos y, además, nos daría la opción de no sufrir más. Hasta que no ocurra esto habrá que esperar", señaló Chaparro en Radio Sevilla, para luego pasar a desgranar algunas de sus peticiones: "Cuando se lleve a cabo la reunión será en un sitio diferente a un restaurante, porque hay que hablar de muchas cosas. Un equipo son muchos puntos. ¿Pedir? Exigiré que el Betis no pase más sustos".

Chaparro tiene en mente su proyecto de Betis y así se lo hará saber a Lopera en su momento. "Le pediré un poco de todo, pero creo que nos entenderemos. De la actual plantilla se ha dicho que era muy mala, pero con retoques y mejoras se pueden conseguir cosas. Para hacer un buen equipo tampoco se necesita mucho dinero, sino acertar en lo que nos hace falta y que se acoplen al juego", comentó el técnico, que también apuntó a una mejora de la secretaría técnica para que ésta se responsabilice completamente de los refuerzos: "En muchos equipos de España, y alguno muy cercano, es la dirección deportiva la que firma, aunque a veces se pueda dejar aconsejar por el técnico para un determinado jugador. Esto sería un paso adelante para el Betis, porque exigiría aumentar el número de trabajadores en la secretaría técnica. Los errores que se cometerían serían menos y el Betis crecería".

De todas formas, al trianero no le preocupa que finalmente no llegue a un acuerdo con Lopera o que se hable de técnicos futuribles: "Lo que no se puede dominar o controlar hay que aceptarlo. No me voy a amargar y me buscaría la vida en otro sitio. Tampoco me molesta que se hable de otros técnicos y ni me he preocupado por eso. No sé quién lo pone en circulación, pero el futuro no nos debe distraer y hay que mirar sólo el presente".

Por último, el técnico lanzó un mensaje a los aficionados, a los que realizó una curiosa petición: "Me gustaría que en el campo sólo se cantara Betis, Betis, Betis y se dejara a un lado otras cosas". Y es que su futuro está en juego...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios