716 comensales en el sexto almuerzo

  • El recuerdo a Puerta y los lemas de la humildad y la ambición centraron la gran reunión sevillista

Comentarios 0

Como cada Navidad desde que José María del Nido llegó a la presidencia, el Sevilla celebró el almuerzo de confraternización con todos los estamentos del club, el sexto, bajo el lema El origen de nuestra grandeza, dirigido a la cantera. Hasta 716 comensales almorzaron en el restaurante Robles Aljarafe, desde la cúpula dirigente hasta la primera plantilla pasando por todas las plantillas de los distintos escalafones de la cantera y diferentes empleados del club. Fue una jornada especialmente emotiva, por una sencilla razón, en la mente de todos estaba la ausencia de Puerta.

Precisamente el recuerdo del mítico jugador nervionense centró gran parte del discurso institucional que realizó José María del Nido, que calificó el pasado 2007 como un año agridulce, por la consecución de tres títulos, la segunda Copa de la UEFA, la Copa del Rey y la Supercopa de Europa -además del segundo título de mejor equipo del mundo, según la IFFHS- y la triste pérdida de un futbolista tan querido y carismático. Posteriormente, el presidente envió dos mensajes, el de la humildad y el de la ambición: "Hay que recordar de dónde venimos y respetar al rival; si no, no llegaremos a alcanzar la gloria, y hay que ser ambiciosos y aspirar a ganarlo todo", dijo.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios