Murcia | sevilla · la previa

La cuestión, ganar o ganar

  • Perentorio El Sevilla, con una defensa experimental y la baja de Kanoute, afronta una cita clave Asequible El Murcia está casi descendido y debe ayudar al once de un Jiménez en horas bajas

Comentarios 12

Por lo civil o como sea, ganar o ganar es la cuestión y a ver qué pasa mañana en otras latitudes. Se juega el Sevilla en Murcia la posibilidad de continuar aspirando a un puesto en la zona alta y lo hace ante un equipo que no está descendido matemáticamente, pero que cuenta con ínfimas posibilidades de repetir curso en la misma categoría. Ganar o ganar y aunque pase lo que tenga que pasar, ni el Sevilla podrá cantar bingo ni el Murcia entonar canto funerario alguno y todo lo que no sea ganar será malísimo para ambos.

A última hora no dio el O.K. Frederic Kanoute por culpa de una talalgia que le ha tenido toda la semana en tres cilindros. Y la verdad es que la ausencia del gigante galo-malí cayó como una sorpresa ciertamente desagradable en el corazón de un equipo que ya contaba con demasiadas ausencias. Por contra, el que haya habido luz verde con Ivica Dragutinovic contrapesa en cierto modo la balanza anímica para levantar la psique en una expedición sevillista que vivaquea en un céntrico hotel murciano sintiendo cómo los minutos se convierten en horas a la espera de que llegue la hora de autos.

Tampoco llegó a tiempo el francés Escudé, Boulahrouz ha vuelto pero como si no, Adriano está sancionado y en la Nueva Condomina habrá de poner en liza Manolo Jiménez el enésimo proyecto defensivo del curso, contando con el máximo de posibilidades para la titularidad un cuarteto formado por Daniel Alves, David Prieto, Dragutinovic y Crespo en la tarea de proteger a Palop.

Pero las incógnitas respecto al equipo que vaya a embocar la pelea con el desesperado equipo de Javi Clemente no se quedan en el sistema defensivo, sino que se hacen absolutamente inescrutables en el centro del centro. ¿Se le acabó el crédito a Poulsen? ¿Le servirá a Fazio su buen rendimiento como cinco para estar en el equipo de salida? ¿Contará para bien el forzado descanso que ha disfrutado Maresca? Demasiadas preguntas sin respuesta posible hasta que Bernardino González Vázquez, el juez de este pleito, reclame las licencias para ir confeccionando el acta del partido.

Sí parece claro que en las bandas estarán Jesús Navas y Diego Capel, que el referente arriba será, cómo no, el pichichi Luis Fabiano y que su acompañante más próximo no se prevé que sea Kone sino Renato. Son también especulaciones, nada se eleva a oficial, pero, al cabo, son preguntas con una respuesta menos complicada. Por tanto, apostemos por un Sevilla compuesto por Palop en la portería, línea defensiva mediante Daniel Alves, David Prieto, Dragutinovic y Crespo; Fazio y Keita en el corazón del dibujo flanqueados por Jesús Navas y Diego Capel, Renato en las maniobras de conexión y Luis Fabiano como gran amenaza para las últimas líneas enemigas.

Ganar o ganar es la cuestión, los números murcianistas en su coqueto predio son malos, pero no por esa gatera se le ha ido la olla al equipo que hoy adiestra Javi Clemente. Lo peor del Murcia fue su carácter de inocuo lejos de la huerta, de ahí mucha explicación de que ahora se halle a ocho puntos de la salvación que marca el Recreativo al alimón con el Zaragoza. Pero entremos de lleno en lo que nos compete, que es el balance como anfitrión del anfitrión de esta noche.

Ha jugado el equipo murcianista dieciséis partidos como local, ha ganado seis, hizo tablas en tres y cayó en siete. Los que salieron derrotados de la Nueva Condomina fueron Osasuna, Racing, Recreativo, Valencia, Zaragoza y Espanyol, empató con Atlético de Madrid, Betis y Real Madrid para caer ante Almería, Deportivo, Getafe, Levante, Mallorca, Valladolid y Villarreal. Marcó diecisiete goles y encajó dos más, por lo que no puede el funcional recinto que levantó Jesús Samper considerarse un reducto inasequible para el Sevilla.

De todas formas, ese funcional recinto al que el Sevilla acude por vez primera, va a contar con muy poco calor ambiental. La Segunda División no se ve como una sombra sino como una triste realidad y calor, calor, lo que se dice calor, sólo habrá el que indican los termómetros. En este rincón de la España seca han subido los mercurios, pero el partido se juega a las diez de la noche y ya para esa hora se disfrutará de una temperatura muy agradable para jugar al fútbol. Como es habitual con el Sevilla de este curso, retransmite La Sexta en abierto y será el gallego de Francfort Bernardino González Vázquez el encargado de que el Reglamento se cumpla en un partido donde los locales se juegan la última posibilidad y el Sevilla seguir aspirando a un puesto en Champions. Por tanto, ganar o ganar es la cuestión para los de Manolo Jiménez, no hay otra opción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios