La cultura del esfuerzo reside en Valencia

La cultura del esfuerzo ha calado en Valencia, reside allí. Juan Roig, presidente de Mercadona y dueño del club de baloncesto de la ACB, expandió el eslogan aunque en un primer momento saltaran algunas chispas por alabar el trabajo de los bazares chinos. Roig desvinculó al Valencia Básket de cualquier tipo de patrocinador y serigrafió esa frase en las camisetas de la primera plantilla levantina, que se alzó el miércoles con su tercera Eurocup precisamente haciendo suya la máxima de uno de los hombres de negocios más influyentes del país. Con sacrificio todo se puede.

Y para liderar este proyecto de sangre, sudor y lágrimas, con recompensa final, quién mejor que un estajanovista nato como Velimir Perasovic. El directivo levantino y el técnico croata forman una simbiosis perfecta. Roig valora mucho la incesante labor, el empeño por el perfeccionismo, de este hombre de 49 años cuyo fuerte carácter le ha procurado algunas enemistades (más bien entre los jugadores y los periodistas).

En plena celebración del título continental en el avión de regreso de Rusia el miércoles por la noche, los integrantes de la plantilla fueron saliendo al pasillo uno a uno a marcarse un baile para festejar la hazaña. Reclamaron a Perasovic para que hiciera el ganso también en esta particular pasarela y fue Roig quien se dirigió al croata, lo levantó y juntos movieron (poco) el esqueleto y fueron jaleados por el personal -como se muestra en la imagen-. Ese detalle ejemplifica la relación entre ambos.

El entrenador, dicen en el club valenciano, ha madurado mucho en las últimas temporadas y, aun siendo muy exigente, se ha relajado algo en las formas. El premio ya le ha llegado, aunque en su día ganara la Copa con el Baskonia y de poco le sirviera.

En Sevilla, donde debutó en los banquillos en 2004, ni tuvo suerte ni se la buscó. No cayó en gracia y no supo gestionar algunas cuestiones con la directiva, ni tampoco con Evtimov. En la Fuente de San Luis, una década después, es un ídolo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios