"Hemos dado pena como equipo"

óscar Quintana compareció en el Palau Blaugrana tras el esperpento de encuentro que protagonizó su equipo y lo primero que hizo fue disculparse. "En primer lugar quiero pedir perdón por la vergüenza de encuentro que hemos perpetrado en el Palau como equipo. Pido perdón a la afición que tenemos detrás, a la ciudad que nos apoya y al club al que representamos. Hemos dado pena como equipo", indicó el preparador cántabro sobre el duelo ante el Barcelona.

"No hemos sido un equipo ni profesionales con la actitud necesaria. Se pueden tener buenos o malos días en ataque, que el rival esté acertado en su casa..., pero no se puede dar esa sensación de dejadez. Eso es imperdonable y pido perdón, porque soy el máximo responsable de lo que se ha visto en la cancha", aseguró el técnico verdiblanco.

"Poco hay que decir del partido. Salió un conjunto a jugar intenso, cogió un aventaja cómoda y a partir de ahí mantuvo la misma idea de juego hasta el final del choque", expuso Quintana, que negó haberse borrado del partido: "No he provocado las dos técnicas. El partido estaba muy claro y me quejaba de situaciones en las que el trato no era el mismo. Ellos fueron superiores y no hay nada que objetar, pero sí que pedía justicia", explicó Quintana, que recordó la "finalísima" del domingo ante el Burgos: "Tenemos que cambiar el chip. Veníamos de un mal partido en el rebote ante el UCAM, pero en el Palau no estuvimos. Con esta actitud no podemos competir y tenemos que tirar de orgullo. Debemos volver a confiar en nosotros y recuperar esa sensación de equipo", argumentó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios