Mallorca | sevilla · minuto cero

El debate que no cesa

  • Jiménez intenta, sin lograrlo, centrar la actualidad en el Mallorca · "Muchos se pondrían muy contentos si me voy", dice

Comentarios 8

Es muy difícil, casi imposible, pasar del debate que hay en el sevillismo sobre Manuel Jiménez. Ayer, el propio protagonista entró en esta discusión, pese a intentar centrar su comparecencia ante la prensa en el encuentro de esta noche en Palma de Mallorca. No hubo forma. La carta en el blog de Gregorio Manzano, cierta información sobre que el arahalense se irá al final de curso pase lo que pase y la animadversión de parte de la afición hacia él salieron a la palestra, hasta que el técnico se pronunció: "Muchos se pondrían muy contentos si me voy".

Aun así, Jiménez quiso dejar claro que lo único que de verdad le preocupa es cumplir con su trabajo: "Me pagan para ganar y ésa es mi obligación, que el Sevilla gane en Mallorca". No será tarea fácil ganar donde nadie ha conseguido arañar ni un punto, pero su equipo saldrá con esa única intención: "Es un buen equipo, un magnífico equipo con muy buenos futbolistas, y no es gratuito decirlo. No ha perdido ningún punto en casa y es un rival duro allí, donde se han hecho fuertes, pero nos jugamos mucho y vamos con la intención de ganar para no perder el puesto de Champions y recuperar el otro que ansiamos".

Pero, claro, hablar del Mallorca era hacerlo de Manzano y de esa carta que sonaba a despedida, coincidiendo con la información aparecida en un medio sevillano sobre que Jiménez les ha dicho a sus íntimos que no seguirá en Nervión: "Lo que salga en Mallorca, o en un blog personal, no me preocupa. En cuanto a lo que ha salido aquí, es totalmente incierto. Ya se curarían en salud mis más allegados de filtrar nada. Lo único que yo he hablado al respecto es que nadie de forma individual puede anteponerse a los intereses del colectivo. Lo que se está jugando el Sevilla es tan importante que no importa absolutamente nada de nadie. Esto puede distraer, a mí no desde luego. Lo único que me preocupa es Mallorca y luego CSKA y luego Athletic".

"El día que yo tome una decisión será el club el que lo sepa -añadió al respecto-. No es cuestión de tomar decisiones, sino de ganar partidos y de felicitar a los sevillistas por estar en las tres competiciones. El entrenador, sobre todo el español, depende de los resultados y siempre tiene que tener las maletas hechas".

Pero no quedó ahí el asunto. A Jiménez le insistían sobre si ya ha tomado una decisión sobre su futuro: "Sería egoísta pensar en eso. He madurado hasta el punto de saber que nada me afecta para cambiar una decisión o mi forma de ser. Lo digo de buena fe, me habéis ayudado ustedes a crecer -dijo a los periodistas-. De aquí a un tiempo empezará a sonar que si renuevo, que si no, pero eso ya no me afecta. Todo pasa por los resultados, a día de hoy se están certificando y ojalá sigan". Y en ese punto surgió la polémica frase: "Mucha gente a lo mejor se pondría muy contenta si me voy, pero no me paro a pensar en eso, sino sólo en el Sevilla F.C. Es mi obligación que el Sevilla tiene que ganar y mejorar en todos los aspectos. No me planteo otra cosa que no sea ganar en Mallorca. No estoy esperando a ganar un título para irme ni nada de eso. No soy revanchista, ni estoy herido, ni nada". Y, ante la insistencia de un periodista, Jiménez ya zanjó el asunto. "Se aburren hasta las ovejas de todo esto. ¿Tú crees que hay mucha gente que no me quiere? Simplemente se oye más al que grita, y yo quiero ganar para el que grita y para el que no grita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios