Las defensas marcan una cita histórica

  • Suiza y Polonia, sin puntería arriba, debutan en unos octavos de final

Suiza y Polonia, dos selecciones que han superado por primera vez en su historia en la fase de grupos, abren los octavos de final de la Eurocopa de Francia. Lo hacen, además, con un estilo marcado, en el que han hecho de la defensa su fuerte, mientras tratan de solucionar sus problemas ofensivos

A la espera de que aparezca Robert Lewandowski, inédito en toda la primera fase tanto por su juego como por su falta de puntería en los metros finales en la primera fase, Polonia lo ha basado todo, hasta el momento, en su fortaleza defensiva.

Concluyó sus tres partidos imbatida (ante Irlanda del Norte, Alemania y Ucrania) y no le ha importado ni tener que cambiar de portero a mitad del torneo, por la lesión de Wojciech Szczesny, lesionado ante los norirlandeses y sustituido con éxito por el guardameta del Swansea Lukas Fabianski.

Pero su aporte ofensivo es escaso. Dos goles únicamente ha conseguido sumar, casualmente los mismos que le han servido a su rival para traspasar por primera vez en su historia el telón de la fase de grupos.

Un tanto contra Albania, que jugó con diez por la expulsión de su capitán Lorik Cana, y otro frente a Rumanía (1-1), más una igualada sin goles ante Francia, la anfitriona del torneo, fue suficiente para asegurarse la segunda plaza del grupo A justo por detrás de los galos.

El técnico del conjunto suizo, Vladimir Petkovic, ha probado en el ataque al joven Breel Embolo, un delantero de 19 años al que por el momento le ha venido un poco grande la competición, y a Haris Seferovic. Ninguno de los dos le ha satisfecho del todo, como tampoco ha estado a la altura desde la segunda línea Xherdan Saqiri, del que se esperaba más. Únicamente, Granit Xhaka parece comenzar a justificar su fichaje por el Arsenal, uno de los primeros grandes movimientos del verano en la Premier League. En defensa, como Polonia, sí ha sido efectiva, comandada por el central del Hoffenheim alemán Fabian Schär.

El técnico polaco, Adam Nawalka, no podrá contar con el joven Bastosz Kapustka, una de las sensaciones al comienzo del torneo, por acumulación de amonestaciones.

Petkovic, mientras tanto, se fía tan poco del poder ofensivo de su equipo que puso a toda la plantilla a lanzar penaltis el jueves. Quizá recordó que, en el Mundial de Alemania 2006, los suizos fallaron los tres lanzamientos que tuvieron en la tanda de octavos ante Ucrania (3-0), con la que cayeron eliminados.

En cambio, sí preocupa que en esta eliminatoria de octavos de final despierte Lewandowski, quien de momento no ha sido capaz de ver puerta en la competición europea pese a haber sido el máximo goleador de la fase previa con 13 tantos.

"Aunque un delantero no marque en tres partidos no significa que no sea una amenaza. Robert es uno de los mejores del mundo", aseguró el capitán de la selección suiza, Lichtsteiner, una voz autorizada en el vestuario.

El defensa de la Juventus, además, se mostró satisfecho con el papel que ha desarrollado su equipo hasta el momento en la competición. "Contra Francia hicimos un gran partido y eso que nos enfrentábamos a un muy buen equipo. Nuestra defensa fue muy buena y no les permitimos que tuvieran muchas ocasiones de gol", declaró.

Suiza: Sommer; Lichtsteiner, Djourou, Schar, Rodriguez; Xhaka, Dzemaili; Shaqiri, Behrami, Mehmedi y Embolo.

Polonia: Fabianski; Cionek, Pazdan, Glik, Jedrzejczyk; Blaszczykowski, Krychowiak, Zielinski, Grosicki; Milik y Lewandowski.

Árbitro: Mark Clattenburg (inglés). Estadio: Geoffroy-Guicchard de Saint Etienne (15:00).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios