Dos delitos fiscales en el fichaje de Neymar

  • El Barça lo admite y acepta pagar una multa de 5,5 millones La junta directiva debe ratificar el acuerdo

El Barcelona, la Fiscalía y la Abogacía del Estado llegaron a un acuerdo por el que la entidad azulgrana admite dos delitos contra la Hacienda Pública en el fichaje de Neymar y acepta pagar una multa de 5,5 millones de euros. El acuerdo también incluye el archivo de la causa para el presidente del club catalán, Josep Maria Bartomeu, y el ex presidente Sandro Rosell, para quienes el fiscal había pedido dos años y tres meses de prisión y siete años y seis meses, respectivamente, por diferentes delitos fiscales. El acuerdo extrajudicial debe ser ratificado por la junta directiva de la entidad, que se reunirá para tal efecto el lunes.

El Barcelona admite haber cometido un delito fiscal en 2011, cuando pagó a N&N, la empresa de los Neymar, 10 millones de euros para hacerse con los derechos del jugador en 2014, y otro en 2013, cuando pagó a la misma sociedad otros 40 millones en concepto de penalización por fichar al futbolista un año antes de lo previsto. En esos dos contratos el Barça defraudó 9,3 millones de euros según la Agencia Tributaria, que considera que los pagos debían declararse como salario del jugador y no como prestación de servicios de persona jurídica. A esos 9,3 millones hay que sumarle los 5,5 millones de multa. En total 14,8 millones, de los que el club ya pagó 13,5 millones en una declaración complementaria.

En cualquier caso, el acuerdo con el que se busca una sentencia de conformidad es muy bueno para el Barcelona, para el que el ministerio público reclamaba una multa de 22,2 millones. Además, como responsabilidad civil, el fiscal solicitaba 9,55 millones para Rosell y el club solidariamente y 1,9 para Bartomeu y la entidad conjuntamente. Entre multas e indemnizaciones, los dirigentes y el club se enfrentaban a tener que abonar 62,6 millones.

Este acuerdo puede repercutir favorablemente en la resolución de la querella interpuesta por la empresa DIS, que tenía el 40% de los derechos de Neymar y sólo percibió ese porcentaje de los 17,1 millones que el Barça dijo haber abonado por el brasileño al Santos, cuando el fichaje le costó, según se desprendía de las investigaciones de la Audiencia Nacional en la causa anterior, 83,3 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios