fútbol

Un derbi de alta tensión

  • El Barcelona visita Cornellá, donde el Espanyol espera tomarse la revancha de la Copa.

  • El Atlético recibe a un Valencia exigido.

Quique Sánchez Flores y Ernesto Valverde posan para los medios de comunicación en la tradicional foto previa del derbi barcelonés. Quique Sánchez Flores y Ernesto Valverde posan para los medios de comunicación en la tradicional foto previa del derbi barcelonés.

Quique Sánchez Flores y Ernesto Valverde posan para los medios de comunicación en la tradicional foto previa del derbi barcelonés. / Alberto Estévez / efe

En un ambiente de alta tensión y rivalidad exacerbada, el Barcelona visita hoy (16:15) al Espanyol con el objetivo de sumar una victoria que lo reafirme en la cima de la clasificación, en un momento clave de la temporada.

Así lo cree su entrenador, Ernesto Valverde, teniendo en cuenta que, apenas dos semanas después de apartar a los blanquiazules de las semifinales de la Copa del Rey, su equipo está a un paso de definir su pase a la final del torneo y a dos semanas de chocar con el Chelsea en los octavos de final de la Liga de Campeones.

"Pensar que tienes cierto margen te puede llevar a cometer un error y aún queda mucha Liga, muchos partidos y muchos puntos. Tenemos que ganar", aseguró Valverde antes de hacerse la tradicional foto que precede a los derbis de Liga con su homólogo en el banquillo del Espanyol, Quique Sánchez Flores.

El gesto ilustró el deseo del entrenador azulgrana de rebajar la tensión, de cara a un partido declarado de alto riesgo y después de las numerosas chispas que se encendieron en los recientes duelos de Copa que enfrentaron a los dos equipos barceloneses.

En el ambiente de la capital catalana aún planean los insultos de la hinchada perica contra Piqué y su familia; la respuesta de éste, señalando que el Espanyol es de Cornellà -la ciudad donde tiene su estadio- y no de Barcelona; y la decisión del club blanquiazul de solicitar a la Comisión Antiviolencia que expedientara a Piqué y a Busquets por incitar a la "violencia, el racismo y la intolerancia" con sus declaraciones.

"No espero un partido agresivo, sino un derbi con la tensión normal de un partido así", señaló Valverde. "Se hace mucho ruido, pero luego la gente es mucho más normal, incluso el último partido con el Espanyol fue un partido normal", añadió.

"Siempre hemos dado un nivel alto de educación y comportamiento neutral. La afición es gente que en algunas ocasiones se siente casi pisada y el orgullo perico nos mantiene en alerta", expresó por su parte Quique, convencido de que el Espanyol tiene serias opciones de repetir el triunfo (1-0) que ya logró en la ida de los cuartos de Copa.

A Valverde, más que el ambiente hostil que el Barcelona pueda encontrarse en Cornellà-El Prat, le preocupa la acumulación de partidos que sus hombres llevan en las piernas y la intensidad física que les exigirá el Espanyol.

Los azulgrana se enfrentarán, en el mismo escenario, al único equipo que logró derrotarlo desde agosto, apenas tres días después de disputar un durísimo duelo de semifinales de Copa ante el Valencia y cuatro días antes de medirse de nuevo al conjunto ché.

"Tenemos que tener buena presencia en el campo, porque ellos van a empezar fuerte", razonó el entrenador del Barcelona, que lidera la clasificación con 57 puntos, 11 más que el Atlético, que protagonizarán el otro gran duelo de esta vigésimo segunda jornada al recibir al Valencia.

"El Valencia juega bastante similar a nosotros y lo está haciendo extraordinariamente bien esta temporada. Ya dije que sería una referencia en la lucha por Europa y está dando la talla", declaró el entrenador rojiblanco, Diego Simeone.

Con seis puntos menos que los madrileños, los de Marcelino García Toral acudirán al Wanda Metropolitano en busca de un triunfo que le permita recortar distancias y rearmarse moralmente para voltear el jueves la eliminatoria contra los azulgrana.

La jornada dominical se abrirá (12:00) con un histórico derbi madrileño entre el Getafe y Leganés, inédito en Primera, y se completará con el Girona-Athletic. Un duelo parejo en la lucha por los puestos europeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios