Un derbi con mucho en juego

  • CW Sevilla y Dos Hermanas se citan en Hytasa con el objetivo de lograr un triunfo con el que refrendar sus candidaturas al ascenso Los nazarenos son terceros y los capitalinos, quintos

Un derbi inédito. Eso depara la decimonovena jornada de la Primera Nacional masculina de waterpolo, que tras un mes sin compromisos retoma el pulso de la competición. Inédito no porque los protagonistas de tan atractivo choque, el Waterpolo Sevilla y el CW Dos Hermanas, no se conozcan a la perfección, sino porque nunca antes los dos habían estado en la pelea por el ascenso.

Todo apunta a que la piscina de Hytasa será testigo esta tarde (16:30) de un duelo igualado. Eso sí, repetir la emoción que imperó en el último precedente entre ambos equipos, el derbi de ida disputado en Dos Hermanas en el que se impusieron los locales con un agónico gol de Luis Jiménez en los últimos segundos, no será fácil. Algunos hasta lo firmarían de antemano, todo sea por evitar que el corazón se dispare más de lo debido. "Que gane el mejor, y ojalá que sea el Dos Hermanas, pero si puede ser que no lo haga a falta de siete segundos, que este año estoy sufriendo mucho", pide entre risas Jota Murube, entrenador del cuadro nazareno.

Es difícil vaticinar quién se alzará vencedor a tenor de la posición que ambos equipos ocupan en la tabla. El Dos Hermanas es tercero con 39 puntos, a uno del CN La Latina y a tres del CN Molins de Rei. No muy lejos está el CW Sevilla, quinto con 35 puntos. Aunque podría pensarse que los capitalinos parten en una leve desventaja, cabe recordar que antes del parón liguero derrotaron a domicilio al hasta entonces líder, La Latina (7-12). "Queda un final de Liga apasionante porque todos los de arriba nos vamos a enfrentar entre nosotros. La quinta posición que ocupamos ahora puede mejorar en un par de semanas. O también podemos decir casi adiós al ascenso si perdemos ante el Dos Hermanas. Y en el camino, quizá seamos jueces de lo que ocurra en esa lucha tan igualada", comenta Tano Ordóñez, técnico del CW Sevilla, quien, más allá de la emoción que acompaña a cualquier derbi, fija su objetivo en un logro que sería disfrutado por ambos: "Que ascienda uno de los dos, el que sea. Si fuéramos nosotros sería estupendo, pero si lo consiguen ellos también me voy a alegrar, porque servirá para darle otro empujón al waterpolo en Andalucía y será muy positivo para los jugadores".

Tanto Ordóñez, como Murube, presumen de rivalidad y de buena relación a partes iguales. "Todos nos conocemos en mayor o menor medida y muchos hemos sido compañeros durante bastantes años. Vamos a jugar un derbi, sí, pero fuera de la piscina la cordialidad es máxima", apunta el técnico del Dos Hermanas.

"Es muy importante para el waterpolo andaluz que uno de los dos esté en División de Honor el año que viene. Todos estamos haciendo un gran trabajo, también con los equipos de cantera. Hemos crecido mucho y eso se tiene que ver reflejado en la máxima competición nacional", añade Murube.

Waterpolo Sevilla y CW Dos Hermanas, cuentan las horas para verse las caras en un derbi apasionante cuyo ganador podría festejar algo más que tres puntos a final de temporada. Hytasa será esta tarde el fortín de los capitalinos, que han ganado siete de los nueve encuentros disputados en casa. Los nazarenos, con pleno de triunfos en casa, afrontan un desplazamiento no muy lejano en el que esperan no sufrir los altibajos que los han llevado a perder tres de sus partidos como visitantes y a empatar otros tantos. Mejorar su actuación en un escenario ajeno pero que conoce a la perfección será el objetivo de un Dos Hermanas que estará arropado por un nutrido grupo de seguidores afanados en neutralizar el factor cancha. En cabeza de todos los actores del duelo, dos deseos: que gane el mejor y que uno de los dos ascienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios