Los descartes, el punto abierto de la planificación

  • La venta de N'Diaye al Villarreal ayudaría a dar salida a los contratos de mayor cuantía

Comentarios 1

descarte. El peruano Juan Vargas no entra en los planes del cuerpo técnico verdiblanco para la próxima temporada, pero el lateral ya ha iniciado su particular preparación en su país, con la idea de afinar su puesta a punto, ya sea para su regreso al Betis de la próxima semana o para encontrar un nuevo destino. Con la ayuda de Lucho Castillo, un entrenador que también preparó a otros jugadores de la selección peruana como Pedro Gallese, Beto da Silva, Raúl Fernández o Luis Ramírez, Vargas viene realizando una serie de ejercicios diarios para ponerse en forma. Eso sí, el lateral no tiene prisa por abandonar el club verdiblanco y no tendría problema en volver a esperar hasta agosto, la fecha en la que el pasado año se comprometió con el Betis.

Si la construcción de la plantilla verdiblanca sigue el plan previsto por los técnicos, la salida de los descartes anunciados por Miguel Torrecilla se ha convertido en ese punto abierto de la planificación, cuando apenas falta una semana para el inicio de la pretemporada.

El alto coste que suponen buena parte de esos jugadores que no entran en los planes del club verdiblanco obliga a mirar a las arcas antes de tomar una decisión e incluso la venta de N'Diaye al Villarreal, que continúa abierta a la espera de que Tomás Pina tome una decisión definitiva para elegir la vía, ayudaría para asumir el dinero de algunas rescisiones.

Hasta el momento, únicamente Tarek y Braian Rodríguez, dos jugadores que la pasada temporada ni jugaron con el Betis, han abandonado la entidad verdiblanca, mientras que otros como Caro, Reyes o Varela ultiman sus salidas. Pero si el adiós de estos jugadores aliviaría la nómina de la que dispondría Gustavo Poyet a partir del próximo jueves, los asuntos que más preocupan corresponden a Van der Vaart, Westermann, Vargas, Digard y, en menor medida, Xavi Torres, Kadir, Dani Pacheco y Portillo, cuyos costes para el club se cifran entre ocho y nueve millones de euros, una cantidad importante que afectaría directamente a la planificación del proyecto.

Con buena parte de los futbolistas de este segundo bloque, el club ha mantenido conversaciones para alcanzar un acuerdo razonable, pero, por ahora, se ha encontrado con una negativa como respuesta. Además de remitirse a los contratos, algunos de estos jugadores todavía confían en revertir la opinión de los técnicos durante la pretemporada, pese a que el club les comunicase que no cuentan para Poyet; en otros casos, no tienen prisa por encontrar otro equipo donde continuar jugando, a la espera de que produzcan movimientos en el mercado.

En estos momentos, el Betis cuenta con 29 futbolistas con contrato más Aissa Mandi y Felipe Gutiérrez, a lo que habría que añadir los canteranos que acudirán a la primera pretemporada, una extensa lista de futbolistas que deberá ser aligerada antes del próximo jueves.

socios. El club verdiblanco comunicó ayer que ya había superado los 10.000 abonados -concretamente, por la mañana se contabilizaban 10.171-, a lo que se añade los 2.119 béticos que se han apuntado a la lista de espera para las nuevas altas, a la espera de que, debido a las obras de Gol Sur y a la reubicación de sus socios en otras zonas del estadio, finalice el periodo de renovación.

cantera. Según se apuntó ayer desde el País Vasco, el Betis reforzará a su equipo juvenil con dos promesas del Comillas CF de Logroño. Así, esta información señalaba que Diego Esteban, un mediapunta del año 2000 y que ha sido internacional sub 16 con España, y Guillermo Amelivia, del año 2001, formarían parte de la cantera bética el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios