El descenso del Betis B llega en Lepe

El Betis B consumó su descenso a Tercera División con una victoria que no le supo nada, pues el triunfo del Arroyo ante el Almería B (1-0) hizo que matemáticamente los verdiblancos perdieran la categoría, a falta de cuatro jornadas para el final.

El partido comenzó con dominio del San Roque de Lepe, pero la buena puesta en acción de los leperos no fue más allá del cuarto de hora de juego, momento a partir del cual los centrocampistas verdiblancos comenzaron a manejar el ritmo del encuentro.

Antes de que este control del juego se tradujera en alguna ocasión de gol en la portería de Sergio, llegó el primer mazazo para la escuadra sanroquista. Una indecisión en la defensa lepera a la hora de despejar un balón que parecía fácil provocó que el portero aurinegro tocara el balón con las manos fuera del área. El bético Ariday, una pesadilla para la defensa lepera en el día de ayer, fue el encargado de ejecutar la consiguiente falta y con un fuerte derechazo que se coló junto al palo izquierdo ponía por delante al Betis B.

La puntilla para las opciones aurinegras de victoria, pero sobre todo para su moral, llegó cuando se sobrepasaban los dos minutos de descuento decretados por el árbitro por la lesión del defensa visitante Borja. Una falta lateral botada por Nono la remató Carlos García solo delante de Sergio ante la pasividad de la defensa, levantando un muro que parecía ya infranqueable para un equipo con tantos problemas para hacer gol como el San Roque. Para colmo de males, a los seis minutos de la reanudación de nuevo Ariday se marcó una jugada que firmaría cualquier futbolista de superior categoría marchándose de tres defensas y rematando raso ante la salida de Sergio.

Con el 0-3, el filial verdiblanco supo tener el control de la pelota y no pasar apuros, aunque la victoria no esconde la pésima temporada de un equipo que ha pagado una pésima planificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios