Baloncesto l Cajasol

"El descenso ni se nos pasa por la cabeza"

  • Miso asegura que el equipo está abajo por "error" y señala que los próximos cuatro partidos serán "muy importantes"

Comentarios 0

Con el primer triunfo de Comas, el Cajasol inicia ahora su particular cuesta de enero, un repecho que se extenderá durante todo febrero y en el que los sevillanos tienen la oportunidad de poner tierra de por medio con el descenso con tres encuentros en San Pablo (con el Ricoh Manresa, el Gran Canaria y el sorprendente Iurbentia Bilbao), una cancha que debe convertirse en un fortín y en la que no "se pueden escapar más triunfos", según explica Miso, uno de los puntales del cuadro sevillano que considera clave no hacer más concesiones en casa para caminar con "cierta tranquilidad" por la senda liguera.

"Después de cómo se habían dado las cosas, una victoria en un campo tan complicado nos ha dado mucha moral para retomar el buen camino", explicó el madrileño, quien, pese a la buena imagen, reconoce que todavía hay margen de mejora: "Aún nos queda para estar al cien por cien, y eso se notó en la segunda parte, donde hicimos un mal tercer cuarto, aunque al fin ganamos en un final apretado. Por una vez salió cara, pero ahora nos quedan por delante cuatro partidos muy importantes (los de casa más el choque en Fuenlabrada) que hay que ganar sí o sí".

La situación ahora es menos acuciante que hace una semana, pero ni en los peores momentos el escolta, todo confianza, creyó que la mala racha se extendería hasta el final de la temporada. "El descenso no se nos ha pasado por la cabeza en ningún momento, por lo menos a mí. Estamos ahí abajo por error, aunque es cierto que estamos ahí por nuestros errores. Somos más responsables que nadie y en nuestras manos está ahora revertir esta complicada situación", explicó el cajista, que no quiso hacer más leña del árbol caído en el pasado: "Rubén (Magnano) es un gran entrenador, pero por lo que sea las cosas no salían bien con él".

Una pieza clave en la consecución de este objetivo será Manel Comas, cuya mano empieza a notarse en el equipo. "Manel lleva apenas una semana y queda mucho por hacer, pero sí que es cierto que ha inculcado una metodología de trabajo diferente que ha funcionado y en Gerona se vio ya un equipo más motivado y con más frescura al inicio", explicó el protagonista, seguro del triunfo ante el Ricoh Manresa.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios