El descenso sale a escena de nuevo

  • Los cortos márgenes hacen que nada esté decidido en la zona baja

A falta de tres jornadas para la finalización de esta temporada regular, las piezas del puzle parecen encajar, salvo en la zona baja, donde el baile de equipos que ocupan los puestos de descenso es continuo. Los márgenes tan estrechos en los que se mueven propician numerosos cambios, y nada parece decidido.

Uno de los equipos que sufre estos vaivenes es el San Juan. El equipo aljarafeño comienza la semana en puestos de descenso porque la Lebrijana ha sumado los tres puntos correspondientes a su enfrentamiento con el retirado Lucena, lo que le ha servido para salir de la zona baja de la clasificación. Deberán, por tanto, salir a por el triunfo en el Primero de Mayo en su encuentro ante el San Roque, un equipo sin ningún objetivo ya en el horizonte.

Con un ojo en lo que ocurra en San Juan estará el Coria, que se desplazará hasta el San Juan Bosco para intentar sumar los tres puntos. El conjunto ribereño encadena cinco encuentros sin conseguir el triunfo y un sexto podría declinar de sobremanera sus aspiraciones de salvación en forma negativa. Los utreranos, por su parte, tratarán de certificar de forma virtual su permanencia.

El mismo objetivo tiene el Cabecense en su visita al Arcos, en el encuentro que abre la jornada dominical. El cuadro sevillano, tras dos encuentros sin ganar, buscará volver con una victoria que puede resultar crucial para sus intereses.

Todos los equipos de la zona baja confiarán, además, en que el Alcalá les eche una mano en su enfrentamiento contra el Conil, que cerrará la jornada. El cuadro panadero, que tras conseguir certificar de forma matemática la participación para el play off de ascenso, tiene entre ceja y ceja conseguir la segunda posición, ahora en poder del Sanluqueño -que se enfrenta a Los Barrios- y necesitará sumar la vigésima primera victoria del curso para meter presión a su más inmediato rival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios