El destino castiga a Trochowski y no a Amalfitano

  • El Sevilla descartó al francés ante el riesgo de sufrir la lesión que padece el alemán

El destino suele jugar malas pasadas y en el Sevilla en cuestiones médicas en los últimos tiempos ha protagonizado caprichosos regates que han acabado originando dolores de cabeza por serios contratiempos en la inversión realizada. La lesión de Trochowski, que será operado del desprendimiento de cartílago que sufre en la rodilla derecha el día 22, trae al recuerdo precisamente cómo el alemán llegó a Nervión, puesto que fue como segunda opción tras descartar el club la incorporación de otro jugador por el riesgo a caer en la misma lesión grave que hoy padece el ex centrocampista del Hamburgo.

El Sevilla había cerrado un acuerdo en la primavera de 2011 con Morgan Amalfitano, futbolista a punto de terminar contrato en el Lorient que agradaba a la secretaría técnica con el beneplácito del subdirector general deportivo. Tan avanzado estaba el acuerdo que Amalfitano viajó a Sevilla para pasar el reconocimiento, en el cual los servicios médicos del Sevilla detectaron un problema que podía ser serio en una de sus rodillas. En concreto, los doctores vieron un desgaste del cartílago, aparte de líquido en la articulación, que no hacían prever que la amortización de un fichaje a cuatro o cinco temporadas vista pudiera tener éxito. Estaba reciente el asunto de Guarente, que provocó no poca polémica en el Sevilla. Los servicios médicos avisaron al club con el italiano dejando claro que su rodilla tenía riesgo evidente de sufrir una lesión grave que pudiera retirarlo del fútbol en activo. Y así fue, Guarente cayó lesionado y tardó un año y medio en volver a pisar un terreno de juego en un partido de competición.

Con tal antecedente, el Sevilla no quiso pillarse otra vez los dedos. Sometió a Amalfitano a nuevos exámenes e incluso un médico del club se desplazó hasta Marsella para estar presente en otro examen a fondo de la articulación del jugador, que arrojó los mismos resultados. Además, el Sevilla envió el informe a Vitoria para que fuera examinado por Mikel Sánchez, que también corroboró el desgaste del cartílago y el alto riesgo de lesión.

Al final, el Sevilla decidió descartar su incorporación y fue el Olympique de Marsella, cuyos servicios médicos estaban al tanto del problema, quien asumió su contratación a coste cero. De momento, la rodilla de Amalfitano ha aguantado. La temporada pasada disputó 48 partidos (32 de Liga, 9 de Champions...) y en la actual lleva 12. En cambio, Trochowski, cuya rodilla estaba en perfecto estado cuando pasó el reconocimiento previo a la firma, ha caído en la lesión que los médicos le auguraron al que iba a ocupar su puesto. El destino es así de cruel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios