Jesús Capitán 'Capi', futbolista del betis

"El deterioro del Betis en cinco años es grande"

  • Capi conoce la realidad del equipo bético a la perfección y la experiencia le permite valorarla alto y claro · El camero acaba contrato el 30 de junio, pero sólo piensa en ascender a Primera

Comentarios 17

La llegada de Víctor Fernández coincidió con la recuperación de Jesús Capitán, Capi, que se ha convertido en fijo para el técnico zaragozano desde su primer encuentro. El camero, que reconoce que aún no está a su mejor nivel, no se esconde y valora tanto la situación actual del Betis como su pasado, presente y futuro en el club, con el que acaba contrato el próximo 30 de junio.

-El debate de la semana ha girado en torno al estado físico del equipo y a usted se le apunta directamente. ¿También siente que está por debajo?

-Lo mío es algo más normal. Hay otros compañeros que llevan 15 ó 20 partidos, pero yo, desde que me lesioné ante el Celta, estuve parado más de un mes. Luego, reaparecí en San Sebastián, donde jugué 15 minutos, pero después de Navidad me volví a lesionar en la uña y de nuevo tuve que frenar. Ahora llevo dos partidos seguidos y me estoy empezando a encontrar mejor, después de mucho tiempo sin jugar. Estoy un poco por debajo, pero porque no he participado con el grupo.

-Pero Víctor sí le ha dado su sitio desde el inicio...

-Desde que llegó el nuevo entrenador me ha dado confianza y eso es importante. Las sensaciones son buenas y, a pesar de que no estoy al mejor nivel, espero ser importante en la segunda vuelta.

-Dijo hace tiempo que esta temporada sería la última en el Betis. ¿Lo sigue manteniendo?

-Ahora sólo estoy centrado en el Betis, en lograr el ascenso. Hablé con mi representante y le dije que lo dejara todo al margen hasta el final, porque sólo quiero pensar en llegar a Primera. A partir del 30 de junio ya se verá lo que pasa con mi futuro, pero ahora sólo importa el Betis.

-Para lograr el ascenso se hace indispensable acercarse al Cartagena, algo que ya se ha hablado en el vestuario...

-Sólo podemos pensar en ganar cada partido, sin mirar a los rivales. La idea es ésa, acercanos al Cartagena antes del partido con ellos, pero primero está el Recre.

-Si se marcha definitivamente lo hará con la espina de no haber sido capitán...

-No es sólo no haber sido capitán o llevar el brazalete. No soy nadie para decir que lo debo ser, pero nunca he estado en ese grupo de capitanes y sí me hubiera gustado. Era algo bonito después de tanto tiempo en el club.

-¿A qué motivo lo achaca?

-No sé los motivos... Unos años el entrenador ha elegido a dos capitanes y la plantilla a otros dos. He tenido mis opciones y mis votos, pero nunca he salido. Respeto la opinión de la plantilla, pero sí era algo que me ilusionaba. Siempre he sido un futbolista muy mío, aunque me lleve bien con todo el mundo. También es verdad que los canteranos que estamos somos de generaciones diferentes. Dani, Melli o Arzu son más jóvenes e incluso Rivas.

-Por hablar del capitán que está ahora mismo por la elección del equipo. ¿Qué tiene Rivas que no tenga usted? 

-No es por Rivas, que me parece una gran elección. Es quien lleva más años en el equipo, un año más que yo, y hay que respetarlo. Pero nunca he estado en el grupo de capitanes y sí otros como Ito, Benjamín... El año pasado estaba Chaparro, con el que me unía una buena relación, que eligió a uno y decidió que fuera Emana. De la afición nunca he podido tener queja, al contrario, es lo mejor que me llevaré del Betis.

-Diez años en el club le han valido para tener muchos entrenadores. ¿De quién ha aprendido más?

-Son muchos, incluso demasiados, y de todos se aprende algo porque cada uno tiene sus cosas y ve el fútbol a su manera. Pero está claro que hay algunos que han sido más importantes.

-Nombremos a alguno, como por ejemplo Lorenzo Serra...

-Me hizo debutar y ése siempre es el día más importante. Luego estuvo en otra etapa y también nos fue muy bien. Pero también me acuerdo de Esnaola, con el que estuve cuatro años en el filial. Luego, con Juande Ramos fui internacional, al igual que con Víctor.

-Fernando Vázquez...

-Fue quien me dio la oportunidad de quedarme en la primera plantilla. Serra me subió, pero luego bajé al filial de nuevo. Con Vázquez hice una buena pretemporada y me quedé en el Betis.

-A Serra y a Víctor los ha tenido en dos etapas diferentes. ¿Ha notado algún cambio en ellos?

-Serra no cambió, ni en la forma de ser ni de ver las cosas. En 2005 era igual que en la primera etapa. Con Víctor ocurre lo mismo. Sigue teniendo la misma filosofía de fútbol y es la misma persona. Los entrenadores no cambian mucho, algo que no pasa con los jugadores, que llegamos muy jóvenes y vamos madurando.

-De los últimos años no hablamos, que el cambio de entrenador ha sido una constante...

-La situación es mala, eso es innegable, y siempre se acaba mirando a los entrenadores. Es algo que suele pasar en el fútbol cuando las cosas no marchan bien. Pero he tenido a Paco Chaparro, con quien estuve en el Granada, y como comenté antes, tengo muy buena relación con él.

-Usted lleva diez años en el primer equipo y, desde fuera, da la sensación de que el Betis ha cambiado para mal. ¿Se tiene esa misma percepción dentro?

-Llevo diez años aquí y el comienzo sí fue bueno. Primero, el año del ascenso, luego a la UEFA con Juande, dos campañas entre los ocho primeros y el año de la Copa. Fueron cinco años aceptables para un equipo como el Betis. Pero los últimos cinco han sido lamentables y el deterioro es grande. Un equipo de la masa social del Betis no puede pelear por el descenso y ahora estar en Segunda.

-¿Por qué se ha llegado a esta situación?

-No hay que destacar una sola causa o un solo problema. Las cosas se están haciendo mal, pero nadie sabe por qué le pasa al Betis. Los problemas son deportivos, institucionales, de toda clase. Estamos en Segunda, con lo que significa deportivamente, a lo que se suman otros problemas que acaban afectando a lo deportivo. Ahora mismo, por ejemplo, hablamos de esas cosas en vez de centrarnos en el partido de Huelva y eso es porque las cosas no funcionan bien.

-Situaciones como la que ha pasado Dani tampoco ayudan a normalizar el caminar...

-No me gusta lo que ha pasado con un jugador como él. No lo sabía, pero es desagradable. Un jugador que llevaba muchos aquí, que ha dado la mayor alegría que podíamos tener y que lo ha dado todo, se merecía otra cosa. Son asuntos personales de cada uno, pero es algo a lamentar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios