El día de las obligaciones

  • El Betis B apela a su afición para superar al UCAM Murcia y celebrar el retorno a Segunda B La grada se volcará con el fin de dar la vuelta al 2-1

El Betis B construyó un proyecto dirigido a encontrar una sonrisa en el día de hoy. Dibujó una historia en la que estaba obligado a hallar el ansiado ascenso sin esperar segundas oportunidades. Pintó un camino en el que estaba obligado a esquivar obstáculos hasta dar con el premio. Y el día llegó. Ante el UCAM Murcia, el filial bético está obligado a tirar de su mejor versión para transmitir a su afición que el reto puede conseguirse. Y remontar un 2-1 adverso es lo único que lo separa de su gran reto.

No fue sencillo agarrarse a la eliminatoria en la ida. El tanto de penalti de Isuardi en el tramo final dejó abierta la lucha por un sitio en la Segunda División B. La ciudad deportiva se volcará en la búsqueda de la remontada al tiempo que el equipo se jugará sus bazas con una apuesta valiente en reflejo a una temporada en la que el estilo nunca cambió.

Óscar Cano dirige una orquesta que hoy no quiere desafinar. Lo hizo durante casi todo el curso. Las lecciones de toque y el gusto por la posesión no fueron grandes aliados en un camino corregido por detalles y signos de casualidad en el tramo final. El técnico bético buscará el ataque desde el inicio obligado por las circunstancias. Eso sí, medita dar entrada en el once inicial a Lolo en detrimento de Fausto, que no tuvo su mejor día en la medular durante el choque de ida, aunque garantiza mayor dinamismo y éste puede ser positivo en la cita de hoy. La intensidad en ataque debe ser mayor que la reflejada en la ida, pero no quiere el filial bético volverse loco en busca de un tanto que puede dar el ascenso en caso de no recibir ninguno.

Precisamente Fausto comentó en el día de ayer su parecer sobre lo que se avecina: "El equipo está convencido de que lo va a conseguir. No será fácil y el rival no nos regalará nada, pero debemos tener paciencia y creer hasta el pitido final. El hecho de que el campo esté lleno hará que seamos aún más fuertes. Nuestros números como local son muy fiables".

Y sobre eso se apoya el Betis B. Su potencial en casa permite creer en la remontada y en un ascenso tan obligado como meritorio tras un año de dificultades. El beticismo pide recuperar lo que este filial nunca debió perder: su presencia en la Segunda B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios