El dilema de Red Bull: ¿Webber o Vettel?

  • El equipo austríaco puede apostar por el australiano, segundo en el Mundial, o no comprometerse con ninguno de sus pilotos y arriesgarse a la derrota.

Red Bull ha perdido la iniciativa en el campeonato mundial de Fórmula 1, por lo que a falta de dos carreras para el final, el equipo austriaco se enfrenta a un dilema: o apuesta por el mejor colocado de sus pilotos, Mark Webber, o sigue arriesgando dando libertad a ambos.

"Nuestra estrategia no ha cambiado", aseguró el jefe de la escudería, Christian Horner, después del desastre del domingo en el Gran Premio de Corea del Sur, en el que tanto Webber como el alemán Sebastian Vettel quedaron fuera de carrera y cedieron el liderato al español Fernando Alonso, de Ferrari. Esa estrategia es la de no dar preeminencia a ninguno de sus dos pilotos. "Yo voy a pelear hasta el final", advirtió ya Vettel, que tras romper el motor en Yeongam bajó hasta el cuarto puesto de la clasificación, con 206 puntos. Por delante tiene al británico de McLaren Lewis Hamilton (tercero con 210), a su compañero de equipo (segundo con 220) y a Alonso (primero con 231). El español podría lograr ya su tercer título mundial en dos semanas en Sao Paulo. "Los responsables de Red Bull se enfrentan a un difícil dilema: o les dan libertad de acción a sus dos pilotos y se arriesgan a quedarse sin título, o designan al mejor ubicado para que emprenda en solitario la caza del título", escribió el diario francés Libération.

Sin embargo, la última opción no parece estar en sus planes, según anuncian desde hace semanas, incluido el dueño del equipo, Dietrich Mateschitz: "Debe ganar y lo hará el que haga menos errores y sea más rápido".No habrá órdenes de equipo, insistió el empresario austriaco ya antes de la prueba surcoreana. En teoría están prohibidas por el reglamento, pero Ferrari no fue tan escrupuloso en Hockenheimring cuando Alonso empezaba su remontada. Entonces, los mecánicos mandaron por radio un claro mensaje a su compañero, el brasileño Felipe Massa, que en ese momento iba por delante. "Alonso es más rápido", le advirtieron. El brasileño frenó y el español subió a lo más alto del podio.

A sus 29 años, Alonso podría sumar su tercer título en Sao Paulo si gana la carrera y Webber no supera el quinto puesto. No importa lo que hagan el resto. El Gran Premio brasileño es el mismo en el que la Scuderia ganó en 2007 su último título. Kimi Raikkonen se llevó los laureles en una dramática carrera en la que Hamilton y también Alonso (entonces compañeros en McLaren-Mercedes) tuvieron que rendirse por un mísero punto.

Este año, sin embargo, la victoria da 25 puntos, por lo que un fuera de carrera de Alonso podría volver a meter a los Red Bull en la pelea. El presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, y el jefe del equipo, Stefano Domenicali, lo saben bien y prefieren frenar la euforia. "Como siempre, debemos permanecer con los pies en el suelo", dijo el empresario. "Lo primero de todo: permanezcamos tranquilos", añadió el técnico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios