Un dilema común, ¿osadía o cautela?

  • Mourinho y Guardiola coinciden en dar suspense a su decisión sobre si apostarán por un once ofensivo o uno amedrentado

El misterio une a José Mourinho y Josep Guardiola, que no dan señales de la decisión que tomarán de cara al clásico entre el Real Madrid y el Barcelona: ¿Osadía o cautela? Nadie sabe aún con precisión qué pasa por la cabeza de ambos entrenadores.

La evolución del Real Madrid en los últimos meses es tan evidente que ya casi nadie se acuerda de que en cierto momento de la pasada temporada, en abril, jugó ante el Barcelona con el defensa Pepe en la medular, lo que provocó no pocas críticas a Mourinho. Pero el técnico del Real Madrid enseñó otra propuesta en la Supercopa de España, en agosto. A pesar de perder, los analistas alabaron su intención de buscar al Barcelona muy arriba, presionando la salida del balón azulgrana.

Ahora, y teniendo en cuenta que el Real Madrid tiene tres puntos más que el Barcelona y un partido menos, la cuestión es saber si se verá a un Mourinho osado o si, por el contrario, jugará bien armado atrás para salir al contraataque. "Jugarán Di María, Cristiano e Higuaín o Benzema", dijo el miércoles Mourinho, confirmando el tridente ofensivo. Entonces, y dando por seguro que tanto Xabi Alonso como Khedira tienen sitio en la medular, la duda es saber quién será el acompañante.

La piedra angular está en Özil. Si el alemán juega, el Real Madrid presentaría su propuesta más osada. En cambio, si Mourinho alinea a Lass Diarra o Coentrao, en el centro del campo habrá lo que vulgarmente se conoce como trivote.

Otra cosa es cómo utilice ese eventual trío de centrocampistas. Si presiona cerca del área contraria, se verá una propuesta parecida a la de la Supercopa. Pero otra posibilidad es que estos tres volantes se cierren en torno a su defensa.

Pero no sólo la decisión de Mourinho es cuestión de análisis estos días previos al clásico, porque también Guardiola rodea de misterio su propuesta para el Santiago Bernabéu. El equipo azulgrana ha usado mucho durante esta temporada un esquema con tres defensas, llenando el terreno de juego de centrocampistas para asegurar la posesión.

Hay quienes creen que sería un esquema propicio para dominar al Real Madrid y quienes piensan que es una temeridad cerrar con tan pocos defensores ante un conjunto tan rápido como el Real Madrid. "Los riesgos son más grandes, pero es un sistema factible para competir con los jugadores que tenemos hoy en día", analizó Xavi durante una comparecencia esta semana. La otra opción del técnico azulgrana es emplear la clásica retaguardia de cuatro defensas, aunque para ello tendría que sacrificar un centrocampista.

Otro dilema le queda a Guardiola por resolver: ¿Villa o Alexis Sánchez? El español está viviendo una temporada complicada, con más suplencias de las pensadas inicialmente, lo que está dando mucho de qué hablar. Mientras, el chileno parece cada vez más en forma y partidos como el de mañana en el Bernabéu sirven para justificar una inversión de 40 millones de euros.

Según se ve, Mourinho y Guardiola ya comenzaron a jugar el clásico, envolviendo sus respectivas alineaciones en un manto de misterio. Y como suele suceder en estos casos, la validez o no de sus decisiones quedará sujeta a un resultado. Ganar o perder, ésa será la diferencia. Una diferencia que en este caso puede decidir la Liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios