La discapacidad como acicate

  • Raquel Domínguez Martín, campeona de España de natación en estilos y mariposa

Comentarios 1

Raquel siempre ha sido una apasionada del deporte. Antes de verse afectada por una enfermedad congénita, por la cual no puede valerse por sí misma, esta sevillana practicaba artes marciales y siempre había estado vinculada al mundo del deporte.

Fue a los 12 años cuando la vida de Raquel comenzó a cambiar. La mala suerte se cebó con ella y a los 19 años no tuvo más remedio que pasar por el quirófano. Lo negativo fue que no sería la última. Hasta 17 veces se ha visto inmersa en una operación para intentar paliar su enfermedad en los húmeros, que en un principio se limitó al brazo derecho, pero que pronto se extendió hacia el izquierdo.

Este parón en la actividad deportiva de Raquel no conllevó su abandono; es más, a partir de ahí llegaron los éxitos más importantes de su vida. A día de hoy tiene 34 años y 10 son los que lleva compitiendo a gran nivel; tanto, que se ha proclamado campeona de España paralímpica de natación en las disciplinas de mariposa y 200 metros estilos. A pesar de ello, estos éxitos han ido mermando la ilusión, en lugar de aumentar la confianza de la deportista. Y es que según comenta Raquel "nunca he recibido ayudas de las federaciones a pesar de mis logros. Ni un chándal me han regalado".

Pero si por algo se caracteriza esta sevillana es por la fuerza y autoconfianza que rebosa. Nunca se ha dado por vencido, pese a haber sufrido golpes importantes: "Antes de la celebración de las Paralimpiadas de Sidney 2000 obtuve la mínima para participar, pero decisiones federativas me privaron de acudir a la cita".

Pese a a sus logros en el agua, Raquel tuvo que abandonar el deporte de piscina, ya que perjudicaba y aumentaba seriamente los riesgos en su enfermedad.

Sería el atletismo la siguiente aventura en la que se embarcara la sevillana y en la que actualmente se encuentra enrolada. Desde hace tres años viene practicando todo tipo de disciplinas. "Entreno el 100, el 200 y el 800 metros, y suelo asistir a las carreras populares que se van realizando en la ciudad". Además de esto entrena el fondo en las distancias de 5 y 10 kilómetros y participó en la última media maratón disputada en Los Palacios la pasada semana.

Su objetivo a corto plazo es poder asistir a algunos de los meetings que se celebrarán en Valencia, Bilbao y Barcelona, unidos al Campeonato de España de paralímpicos, para poder obtener la marca mínima y poder asistir así a las Paraolmpiadas de Pekín el próximo verano. Su entrenador le ha comentado que va a ser difícil debido a la escasez de plazas, aunque ella no pierde la esperanza de lograrlo.

El condicionante para ello, según comenta, es que "existen pocos organismos y empresas que se impliquen con el deporte paralímpico y yo no puedo costearme el material, las licencias y los viajes. Además, los discapacitados debemos acudir a los acontecimientos acompañados, por lo que el coste se multiplica por dos". Sólo en una ocasión disfrutó del patrocinio de una empresa y algún año de una ínfima beca.

En cuanto a la situación del deporte de discapacitados, Raquel se muestra un poco distante, ya que nunca ha guardado buena relación con los que mandan, de los que asegura que son "mala gente" y que benefician a deportistas que no cumplen los requisitos "por tal o cual motivo; y les financian los viajes y todo lo necesario para acudir a una competición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios