Una duda con Juan Carlos

  • Las pretensiones del fondo de inversión y el bajón en su rendimiento complican la negociación. El Sporting de Braga pretende incluir al bético Agra en la operación.

Comentarios 1

Que el Betis siga peleando por disputar una competición europea no es óbice para que la dirección deportiva trabaje en la planificación de la próxima temporada. Uno de los nombres señalados en la agenda corresponde a Juan Carlos, una apuesta de los técnicos el pasado verano con el que se pretendía contar para el futuro, pero tanto las pretensiones del fondo de inversión que posee el 90% de sus derechos como el bajón en su rendimiento en los últimos meses han provocado un giro en los acontecimientos.

Y es que, ahora mismo, la continuidad de Juan Carlos no está clara, por más que el extremo se mantenga en su discurso y apunte su deseo de seguir en el Betis al menos una temporada más. "Leí el otro día el interés de algún equipo, pero no tengo ni idea porque mi representante no me ha dicho nada. Yo estoy centrado en el Betis y vuelvo a decir que quiero seguir aquí el año que viene. De esos temas yo me aparto, porque si no, se me va la cabeza. Cuando se acabe la Liga, nos sentaremos todos", manifestó ayer el propio Juan Carlos.

La realidad con la que se ha encontrado el club verdiblanco es diferente. Y es que el fondo de inversión vinculado a Jorge Mendes se ha descolgado con unas altas pretensiones por el traspaso del extremo, sin aceptar por ahora una nueva cesión. De hecho, la intención pasa por colocarlo en el mercado, a la espera de que aparezca el mejor postor, algo en lo que el Betis no está dispuesto a pujar. Además, el rendimiento del extremo ha ido de más a menos durante la temporada e incluso la pasada semana Mel lo dejó como descarte en la grada del Santiago Bernabéu, precisamente ante el equipo con el que se estrenó. "Eso es cosa del míster, yo sólo puedo trabajar para estar entre los once que juegan. Sí me dolió, porque era mi casa, yo debuté allí. No voy a agachar la cabeza, voy a pelear en los entrenamientos para jugar en los partidos. Nadie regala nada. Todos damos el 100%, por eso el míster tiene que elegir", señaló Juan Carlos.

El extremo ha disputado 21 partidos en esta temporada, de los que ha sido titular en 19, aunque sólo completó dos. Además, la lesión de pubis lo lastró desde finales de noviembre e incluso lo obligó a pasar por el quirófano a principios de enero, quedándose fuera del equipo hasta 11 de febrero, cuando reapareció ante el Valladolid. Desde entonces, Juan Carlos ha presentado más sombras que luces en su rendimiento, pese a que ante el Málaga, el pasado 24 de febrero, quizá cuajó su mejor partido como verdiblanco. La llegada de Pabón, que ha elevado la competencia en la zona de ataque, y la irrupción de Vadillo en los últimos partidos han complicado todavía más la presencia de Juan Carlos en el once, perdiendo la condición de indiscutible que Mel le otorgó durante muchas jornadas.

Con todo este panorama, los dirigentes béticos sí han mantenido conversaciones con el fondo de inversión poseedor de sus derechos para intentar retenerlo e incluso en medio de esa negociación surgió el nombre del portugués Salvador Agra. Y es que el Sporting de Braga, dueño de los derechos federativos de Juan Carlos y equipo que aparece como responsable de su cesión al Betis, pretende incluir al ahora extremo cedido en el Siena en la operación, debido al buen cartel que sigue manteniendo Agra en su país y a la falta de oportunidades que el extremo ha tenido con Mel en esta temporada.

"La competencia ha estado durante toda la temporada y ahora más que nunca. Quedan unos partidos definitivos para entrar en Europa y todo el mundo quiere estar ahí. Llevamos toda la temporada en la zona de arriba y ahora que quedan pocos partidos vamos a intentar conseguir el segundo objetivo que nos hemos propuesto", manifestó Juan Carlos, que dejó a un lado su futuro para centrarse en el encuentro ante el Dépor, aunque en el club ha surgido alguna duda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios