Las dudas de los últimos estrenos

  • España arrancó sin ganar las últimas fases finales, y aunque en 2010 y 2012 reaccionó, en Brasil no se repuso

La selección española ya prepara su debut en Francia 2016 frente a la República Checa alertada por sus últimos inicios de competición en los grandes torneos, sin triunfos ni en los dos Mundiales más recientes ni en la anterior Eurocopa cuando entró en juego en su primer partido.

No venció en Sudáfrica 2010, doblegada sorprendentemente por Suiza por 0-1, tampoco en la Eurocopa de 2012 en Polonia y Ucrania, con un empate en el primer choque de aquella cita ante Italia (1-1), ni en el último Mundial de Brasil 2014, en el que comenzó con un severo golpe ante Holanda (1-5) que luego condicionó todo lo demás.

En Brasil no logró ya enderezar el rumbo, eliminada a la siguiente jornada por una derrota por 2-0 contra Chile, pero en las otras dos sí, hasta tal punto que luego se proclamó campeona en el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012.

Un aviso para la selección a dos días ya del inicio de Francia 2016 contra Chequia en Toulouse, un duelo importante, pero no tan decisivo como aparenta muchas veces el estreno de cada equipo en una gran competición, como lo demostró España en Sudáfrica 2010. De una derrota a campeona del mundo.

El 16 de junio de 2010, en Durban, empezó el Mundial con un 0-1 en contra frente a Suiza, con un gol de Fernandes en el minuto 52 y mucho dominio sin gol de La Roja, con Iker Casillas, Piqué, Iniesta, Busquets, Sergio Ramos y Silva, todos en esta Eurocopa, enel equipo titular español.

La respuesta del grupo, después, fue contundente. Dos victorias para terminar el cuarteto en cabeza (2-0 a Honduras y 1-2 a Chile) y cuatro más, ya en las eliminatorias, para ser campeones del mundo. Primero superó a Portugal, después a Paraguay, luego a Alemania y finalmente en la prórroga a Holanda. En todos esos duelos, ganó por 1-0.

De la misma forma se repuso a un tropiezo en la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania. Al empate contra Italia (1-1 hace justo cuatro años en Gdansk, con goles de Di Natale y Cesc) le siguieron cinco triunfos, uno de ellos en los penaltis en las semifinales ante Portugal y otro incontestable en la final ante Italia en Kiev (4-0).

En Brasil 2014 ocurrió todo lo contrario. No hubo reacción al 5-1 con el que empezó la competición en Salvador de Bahía ante Holanda. En el siguiente duelo, en Río de Janeiro contra Chile, quedó eliminada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios