sevilla f.c.

Un duro y obligado adiós

  • Javi Navarro se someterá a una artroscopia para limpiar su rodilla el próximo jueves y deberá estar de baja tres o cuatro meses · La operación no garantiza su óptimo regreso al fútbol allá por marzo o abril

Comentarios 0

Javi Navarro vuelve a conocer el calvario del quirófano. El capitán sevillista regresó ayer de Barcelona con el peor de los pronósticos, no por esperado menos duro. En su visita a la clínica del doctor Ramón Cugat, en quien tiene una ciega fe pues fue quien lo trató de su anterior problema de rodilla, que estuvo a punto de apartarlo del fútbol antes de recalar en el Sevilla en el verano de 2000, Javi Navarro consensuó que lo mejor para zanjar los problemas de su rodilla sana, la derecha, es someterse a una artroscopia que limpie la zona afectada por los rozamientos de la rótula con los cartílagos. Será el próximo jueves.

A partir del momento de la intervención en Barcelona, Javi Navarro deberá estar de baja médica un periodo que oscilará entre los tres o los cuatro meses. Es decir, que la temporada la pasará prácticamente en blanco en el peor de los casos, dado que la Liga concluye el 18 de mayo y después del periodo de baja quedaría mes y pico de competición y tendría que realizar una puesta a punto.

La noticia fue hecha oficial por la web del club sobre las siete de la tarde, aunque anteriormente el propio Ramón Cugat adelantó en Punto Radio que la recomendación que le había hecho al defensa valenciano es que se sometiera a una intervención quirúrgica en la rodilla derecha: "A pesar de que ha mejorado mucho y de que el tratamiento al que ha sido sometido en Sevilla ha sido bueno, las molestias siguen persistiendo cada vez que hace un esfuerzo y mi consejo es que se haga una artroscopia para limpiar bien esa rodilla".

Lo peor del caso es que ni el propio Cugat puede garantizar que su regreso a los entrenamientos, allá por marzo o abril, sea óptimo, como se desprende de sus palabras: "En caso de que finalmente tenga que pasar por el quirófano, deberá estar convaleciente unos tres meses y esperemos que para entonces pueda volver a jugar al fútbol".

Poco a poco se aclaró que la baja podría ser incluso más larga de lo esperada, según rezaba en el comunicado oficial del club, en el que se leía que "tras la operación se estima un periodo de baja de tres a cuastro meses antes de poder volver a los entrenamientos".

Javi Navarro arrastraba estos problemas en su rodilla derecha desde finales de la temporada pasada y después de haber forzado en muchos partidos para jugar, incluso infiltrándose por las molestias y el dolor continuos que sufría. Ya a finales de julio, y después de jugar infiltrado la final de la Copa del Rey, el 23 de junio en el Santiago Bernabéu -su último partido oficial-, visitó al doctor Cugat para ver qué soluciones había que buscar. Después de un verano trabajando duramente en la recuperación de su rodilla, incluso sacrificando sus vacaciones, en septiembre decidió acudir a un especialista en la recuperación como es Lorenzo Buenaventura, en Cádiz. Unos dos meses después de constantes idas y venidas a la capital costera, Javi Navarro comprobó que las molestias no remitían y decidió realizar otra visita al doctor Cugat.

La raíz del problema es el rozamiento de la rótula con los cartílagos en la pierna que más ha forzado debido a que ya tuvo que operarse en dos ocasiones de la izquierda, a finales de los años 90 y tras participar en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96.

Con la baja confirmada del jugador de 33 años, la dirección deportiva tendrá que recomponer sus planes para reforzar la defensa, que en principio pasaban sólo por la búsqueda de un lateral izquierdo. Aun así, el valenciano no tiene pensado tirar la toalla ni abandonar aún la práctica del fútbol profesional.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios