La eclosión frente a la saturación

  • El impulso de Radicevic contrasta con el bloqueo de Satoransky y Tepic, a quienes les pesa el verano.

Comentarios 5

Al margen de los números, las impresiones tienen mucho valor. El Cajasol ganó su primer partido en buena medida gracias a la aportación de Nikola Radicevic. Los dos bases principales, Tomas Satoransky y Milenko Tepic, no han respondido en el inicio y ha sido el joven serbio quien ha sacado las castañas del fuego merced a su labor estrictamente de dirección en la segunda parte ante el Herbalife Gran Canaria el pasado sábado.

Radicevic llegó como enorme promesa y se incorporó más tarde al trabajo por culpa de una lesión. Tras recuperarse y entrar en la dinámica de grupo, ha dispuesto de su segunda oportunidad tras debutar en la Liga Endesa en la paliza recibida por el Estudiantes.

La eclosión de este chaval de 18 años que luce el número 45 -dato que se aporta para la web de la ACB, donde no aparece su dorsal- y que ha sido internacional en las categorías inferiores de la selección serbia contrasta con el bajísimo rendimiento de Satoransky y Tepic, bloqueados por su nuevo rol en el equipo y mayormente por su saturación mental después de un verano densísimo de trabajo: uno en la NBA y con Chequia, y el otro con Serbia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios