500 efectivos policiales y sanitarios velarán por la seguridad del Sevilla-Betis

  • El subdelegado del Gobierno anuncia el despliegue de cuatro unidades antidisturbios dentro de un dispositivo que se iniciará a las diez de la mañana del Día de Reyes.

El dispositivo de prevención y seguridad acordado entre la Subdelegación del Gobierno en Sevilla y el Ayuntamiento hispalense para el derbi que disputarán el 6 de enero el Sevilla F.C. y el Real Betis Balompié en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán constará de unos 500 efectivos entre policías locales y nacionales y facultativos sanitarios, según informó hoy el subdelegado del Gobierno central en la provincia, Faustino Valdés.

Valdés detalló que en el dispositivo destacan cuatro Unidades de Intervención Policial (UIP) o fuerzas antidisturbios, incluyendo además unidades motorizadas y a caballo y agentes que combatirán el pequeño tráfico de estupefacientes en los aledaños del estadio Sánchez-Pizjuán, enclavado en el barrio de Nervión. Asimismo, una parte de las fuerzas policiales escoltará a las comitivas de ambos equipos y a los grupos de seguidores béticos que se reúnan de forma organizada para marchar hasta el estadio del Sevilla.

Según el subdelegado del Gobierno, ya desde las 10.00 horas de la mañana del 6 de enero el dispositivo se dejará notar en los alrededores del estadio en labores de control del tráfico y vigilancia contra la venta ambulante. En torno a las 16.00 horas, la presencia policial cobrará mayor envergadura para concentrar su grueso en los aledaños del estadio en torno a las 18.30 horas.

Hoy mismo, ambas administraciones han celebrado a tal efecto una reunión en la que han tomado parte representantes de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061, del servicio municipal de Salvamento y Extinción de Incendios, de Protección Civil y de ambos clubes de fútbol, pues la Subcomisión de Informes e Infraestructuras, delegada de la Comisión Nacional contra la Violencia en los Espectáculos Deportivos, acordó el pasado 19 de diciembre de 2007 considerar este partido de alto riesgo.

En anteriores citas, como el encuentro que disputaron Betis y Sevilla con motivo de la Copa del Rey a finales de febrero de 2007, se movilizaron un total de 500 agentes de los cuerpos Nacional y Local de la Policía, bomberos, miembros de Protección Civil y facultativos sanitarios.

La Policía Nacional movilizó a efectivos de las unidades 'Rayo', de Intervención Policial (UIP), de Caballería y de Información, agentes apoyados por la Policía Local en materia de tráfico y lucha contra la venta ambulante; asimismo, se contó con los servicios de Protección Civil y de Salvamento y Extinción de Incendios, según ya informó a Europa Press el subdelegado de Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios